Universo Marvel 3.0


Noticias: Para estar al día de lo más interesante del foro pincha aquí.
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate
Favoritos 7 Favoritos

Autor Tema: La Era Marvel de los Cómics: Un apasionante viaje tebeo a tebeo por los 60 (III)  (Leído 58365 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado oskarosa

  • Moderador Global
  • Celestial
  • *
  • Mensajes: 68.801
  • Sexo: Masculino
  • Miembro fundador de Los Vengadores Tartessianos
    • Ver Perfil
166. DAREDEVIL #3 (agosto 1964)



Equipo creativo
Guión: Stan Lee
Dibujo: Joe Orlando
Entintado: Vince Colletta

Sinopsis:
En Wall Street, El Búho recibe a George Grey, un contable al que ha engañado para que sea acusado de fraude. Tras una breve entrevista, el Búho le explica que no tiene salida y será encarcelado sin remedio pese a que no ha hecho nada. Al salir, Grey es atropellado y muere. Esto reclama la atención de Daredevil. El Búho es encarcelado para investigar su posible relación con la muerte de Grey, por ello decide llamar a un abogado cualquiera para demostrar que es inocente y no necesita de grandes gabinetes para ellos, así se pone en contacto con Nelson & Murdock. Aunque Foggy Nelson está a punto de rechazar su caso, Matt interviene y acepta defenderlo. Matt se dirige a la comisaría donde pone en libertad al Búho. Aunque está obligado a comparecer a la mañana siguiente, no se presenta y se cursa una orden de arresto contra él. Esa noche, Daredevil rechaza una invitación de Foggy y Karen Page para ir a los bolos y se queda en casa confeccionando una bolsa para llevar su ropa de calle mientras usa el uniforme de Daredevil. Después de acabarla se va en busca del Búho. Sin embargo, pese a sus  hipersentidos es incapaz de encontrarlo. A orillas del Río Hudson, El Búho recibe a Simms "Triste Sam" y a Horgon "el Simio", dos matones del hampa y los pone bajo sus órdenes. Les cuenta que, al haber sido descubierto, está dispuesto a convertirse en un criminal y enfrentarse a las fuerzas de la ley. Además les muestra su capacidad para planear por el aire como los búhos. Al día siguiente, en la oficina de Nelson & Murdock a la hora de cerrar, Karen le vuelve a sugerir la operación de ojos a Matt, pero éste rechaza de nuevo la posibilidad. Esto hace que Karen se vaya llorando de la oficina. En ese momento, Matt siente la presencia del Búho y se las ingenia para que Foggy le deje solo en la oficina. Tras cambiarse de ropa se enfrenta al Búho y sus dos matones. Cuando está a punto de derrotarlos entra Karen a la oficina, pues se había dejado el bolso, y es capturada por el Búho, lo que obliga a rendirse a Daredevil. Ambos son llevados a la guarida del villano, donde son colocados en gavias. En ese momento, el Búho se vanagloria de haberlo capturado y decide reunir a los capos de la mafia para demostrar su poder. La pericia de Daredevil permite a ambos escapar y llegar al garaje, donde aparece el Búho. Karen consigue huir, pero Daredevil se queda combatiendo contra el loco millonario. La lucha lleva al Búho a huir usando una lancha motora que es interceptada por Matt. Sin embargo, el Búho desaparece entre las aguas. Cuando Matt sale del río se cambia de ropa y ve como la policía consigue apresar a los capos de la mafia que habían acudido a la llamada del Búho. Karen se da cuenta que Matt le recuerda a Daredevil.

Edición española: Biblioteca Marvel: Daredevil #1

Datos importantes:
-Primera aparición del Búho, cuyo nombre real, Leland Owlsley, no es desvelado en esta historia.

-Matt Murdock se confecciona una mochila con la que poder guardar su ropa mientras lleva el uniforme de Daredevil. Este elemento será descartado en el próximo número de la colección.

Reseña:

Sinceramente, no sé como me las apaño, pero me ha tocado a mí la responsabilidad de dar el pistoletazo de salida al resurgir de hilo. Espero estar a la altura de la responsabilidad y las expectativas. Así que sin más dilación y tras esta somera presentación, os dejo la siguiente reseña. ¡Qué comience la función!

El tercer número de una colección suele ser en muchos casos el momento de la consolidación del personaje protagonista. En este caso concreto, tras un debut donde conocíamos su origen marcado por la tragedia y el drama, pasaríamos al enfrentamiento con Electro, un villano surgido en las páginas de la cabecera de nuestro amistoso vecino arácnido. Por lo tanto, llegaba el momento de empezar a construir una galería de villanos acorde con el carácter urbano del que se acabaría convirtiendo por derecho propio en el Diablo de la Cocina del Infierno. De ese modo, Stan Lee volvería a fijar la mirada en el reino animal, un fructífero crisol de ideas para héroes y villanos del Universo Marvel, para traernos al segundo gran protagonista de esta historia: el Búho. Cuya introducción se produce con una viñeta inicial que ofrece una interesante composición del mítico Joe Orlando en todo su esplendor.

Stan siempre ha destacado por ser particularmente ceremonioso y muy dado a exagerar en sus expresiones, pero hay que reconocer que su definición como thriller de acción no es para nada desacertada, porque no se  puede negar que esta historia tenga un ritmo trepidante de principio a fin. Después tendríamos que matizar algunos aspectos, así como varias ideas un poco rocambolescas, pero en líneas generales, y como simple y llana definición, creo que Stan, sin que sirva de precedente, da lo que promete.

La historia comienza con la presentación del que a la postre sería el primer enemigo que pasaría a engrosar las filas de la galería de villanos de Daredevil. Son legendarias las galerías de villanos de Spiderman o de Batman, por incluir en ellas una serie de personajes que en muchos casos se han acabado convirtiendo en auténticos iconos de la cultura pop. El cuernecitos, sin embargo, siempre ha tenido un elenco de villanos bastante discreto, siendo quizá especialmente recordado por contar entre sus recurrentes enemigos a tipos bastante estrafalarios con poderes acordes a sus nombres. Pasarían décadas para que empezáramos a ver desfilar a aquellos que están en el inconsciente colectivo gracias a Frank Miller, así como el cine y la televisión. Antes tendríamos que conformarnos con villanos de segunda, aunque algunos sufrirían una evolución con el paso de los años subiendo escalafones hasta convertirse en verdaderas amenazas. El Búho bien podría ser uno de ellos. De hecho, repasando su primera aparición, encontramos a un personaje ligeramente desconocido del que estamos acostumbrados. Para empezar, durante su presentación, Stan solo menciona su nombre de guerra, obviando el de nacimiento, Leland Owlsley. Supongo que, como sucedía en esa época, no se pensó en un futuro para el pobre Leland, por lo que quizá no merecía la pena el esfuerzo de dotarlo de nombre propio. Así que mejor dejar las presentaciones para otro día. Y es que el personaje no volvería a aparecer hasta Daredevil #20. Por cierto, tampoco debemos olvidar que el apellido en las primeras letras forma la palabra Owln, que en inglés significa Búho; ya sabemos cómo le gustaban a Stan los juegos de palabras…


En su presentación, el Búho es alguien que ha amasado una ingente cantidad de dinero de forma ilícita. No creo que sea una casualidad que se sitúe su primera aparición en Wall Street, señalándolo como un despiadado tiburón de las finanzas en el incomprendido para la mayoría de los mortales mundo de los negocios bursátiles y su compleja parafernalia, a menos que seas economista. De ese modo, Stan lo deja todo en una nebulosa que muchos agradecen y nos quedamos con lo verdaderamente esencial del concepto: un empresario corrupto. Un Kingpin de segunda mucho antes de que ese nombre surgiera en el Universo Marvel años después, convirtiéndose en uno de los grandes antagonistas de Daredevil. Un aspirante a capo de la mafia que no duda un instante en empujar a su contable a la picota a las mínimas de cambio, lo cual servirá de germen para su vida delictiva de forma pública. El desencadenante es la muerte del contable, al salir de la oficina es atropellado por un coche, aunque si leemos entre líneas, yo creo que Stan quiso mostrar aquí un suicidio, pero con la censura del Comics Code parece que optó por algo indefinido entre las escenas, aunque destaca la cantidad de sangre que se ve y que es obra de recoloreados posteriores.


Este hecho luctuoso provocará que la policía encuentre documentos que le permitan acusar al Búho de diferentes delitos; seguimos con la nebulosa de los conceptos: fraude, evasión de impuestos, prevaricación, nos tendremos que quedar con la que más nos convenza. De ahí a la necesidad de un abogado solo hay un paso, y es donde entra en acción el bufete Nelson & Murdock y nuestro protagonista, que le cogió por casualidad patrullando, por lo que está al tanto de que hay algo turbio en todo este asunto.

Como suele ser habitual en la década de los sesenta dentro de los cómics Marvel, las serendipias son una herramienta más de los guionistas y Stan sabe hacer uso de ellas convenientemente. Daredevil está sentado esperando que ocurra algo, y sucede esto. El Búho busca un abogado y en un alarde decide no escoger a uno caro, sino que lo hace al azar del listín de teléfono. Y mira tú que casualidad que aparece el bufete de Matt. Foggy no quiere aceptar al cliente, pero Matt se adelanta y coge el teléfono. Aunque era necesario para el hilo conductor de la historia, después tenemos todo un soliloquio sobre la justicia, así como la necesidad de un juicio justo, que más adelante se convertirá en uno de los pilares del personaje. A pesar de dicotomía que ofrece un vigilante al margen de la ley que de noche se pasea por los tejados, mientras de día lo hace por los juzgados defendiendo el derecho a la inocencia. Posiblemente uno de los aspectos más interesantes de estos inicios, en los que se va construyendo un tipo de héroe ligeramente distinto al que ofrecen otras colecciones del Universo Marvel, donde se lleva el paradigma de la justicia hasta unos nuevos límites. Obviamente, Stan solo se queda en la superficie, pero en esa escena se está forjando algo muy importante para la evolución y el desarrollo de Daredevil. El problema es que no sé si alguien es capaz de tomárselo en serio cuando lo hace ¿jugando a la pelota? A mí mismo me cuesta bastante, la verdad.


Más allá de los dilemas morales o el nacimiento de un nuevo villano, uno de los principales problemas de Daredevil en este número es que no sabe qué hacer con la ropa cuando se enfunda el disfraz. Superhéroes con superproblemas llevado a su máximo exponente, dejando escenas tan risibles como esta. En cierta forma, entiendo lo que pretende hacer Stan. Es decir, quiere dotar a sus personajes de cierto tono real, por lo que es lógico que alguien se pregunte que hace con la ropa Matt cuando se viste de Daredevil. Quizá no era necesario dedicarle tanto espacio, pero qué duda cabe que es otro de los puntales sobre el que se asienta este número. No voy a hacer comentarios jocosos sobre diablos jugando a la pelota, prometido. Pero aunque la bolsa sea antiarrugas, hacer una bola con ella no creo que ayude demasiado. Por si esto no fuera suficiente, Matt decide que la mejor forma de solucionarlo es confeccionar una mochila en la que de un modo ordenado pueda introducir su ropa de paisano. Momento perfecto para incluir un diagrama en el cómic, otra de las debilidades de Stan, seguro.


La cuestión no deja de tener su encanto, o puede que no, porque este invento se desecharía en el siguiente número de la colección, por lo que Matt se llevó toda la noche cosiendo para nada. Lo provechosas que son las clases de costura para superhéroes. Seguro que Peter Parker también dio unas cuantas… Tras este soplo de “realidad” volvemos al otro gran protagonista de la historia que no es otro que el Búho, al que Matt libera en poco tiempo, pero que deber presentarse en el juzgado al día siguiente, algo que no tiene intención de hacer; y así, señores, por un tecnicismo, el Búho se convierte en un convicto de la ley. Pero entre todos estos aspectos tan triviales, me quedo con la escena que supone el primer encuentro de Matt con el villano, de nuevo con una interesante composición de Joe Orlando, un artista que se le da muy bien imprimir un tono oscuro y algo terrorífico a sus trabajos.


Hay que destacar que a lo largo de este número, Stan sigue desarrollando los increíbles poderes de Matt. A pesar de ser ciego, ya sabemos que tiene el resto de sentidos más desarrollados que el resto de los humanos. No obstante, aún no están definidas del  todo sus limitaciones y el alcance de sus habilidades. Stan lo convierte en un detector de mentiras humano, le confiere la capacidad de distinguir a las personas por sus latidos o por su olor, pero aquí llega al extremo de exponer que es capaz de sentir la maldad o el nexo de unión con su lado animal. La viñeta es muy chula, pero este tono cercano a lo sobrenatural no es más que un espejismo y aunque Matt demostrará una y mil veces ser alguien especialmente sensitivo, no recuerdo que se volviera a repetir algo similar; afortunadamente, debo añadir.

Volviendo con el Búho, este decide llevar abiertamente una vida criminal, se monta una guarida y comienza a construir su banda, que empieza con dos personajes muy curiosos. Para conocer su nuevo aviario, nada mejor que la espectacular viñeta de Orlando, quizá uno de los mejores aspectos de este cómic.


En más de una ocasión hemos visto cómo se reciclaban conceptos de personajes de otras editoriales, algunos de forma bastante evidente. En este caso, podemos apreciar como el Búho muestra ciertas similitudes con el Pingüino, el miembro de la galería de villanos de Batman, construyéndose una base similar y con cierta obsesión por las aves, aunque centre su atención en una muy concreta. Tanto es así, que se confecciona una capa para poder planear guiado por las corrientes de aire, acercándose así más aún si cabe al animal del que toma su nombre, igual que ese peinado que se asemeja a la orejas de un búho. No obstante, más adelante añadirá más elementos interesantes y se convertirá en una amenaza mucho más aterradora que la que vemos aquí. Eso sí, no se puede negar que la base la planta Stan en esta historia.

Pero un capo de la mafia que se precie sin esbirros no es nadie, por lo que sus primeros fichajes son “Triste Sam” Simms y “Gorila” Horgon. El primero un habilidoso pistolero y el segundo un forzudo capaz de doblegar un gigantesco simio con una llave de lucha libre. Esta será su primera y única aparición de lo que bien podríamos llamar una versión algo descafeinada de los Forzadores, que acabará cayendo en el más oscuro de los ostracismos. Y es que estos hampones de segunda no son más que carne de cañón.

Tras establecer y presentar a los protagonistas, volvemos al a historia, cuando el Búho decide buscar un portavoz antes de comenzar su carrera criminal. Su fijación con los abogados se repite, por lo que va en busca de Matt, el cual le hará frente como Daredevil. Sin embargo, la mala fortuna, o la serendipia argumental, provoca que Karen regrese a la oficina en esos instantes, convirtiéndose en una rehén para el Búho, obligando a Daredevil a rendirse.


Karen Page en los inicios de la colección es un personaje tan plano como predecible. En esta historia veremos cómo comienza a vislumbrar ciertas similitudes entre Matt y Daredevil, debido a que este menciona su nombre en un momento de tensión, algo que le pone en alerta posteriormente, intentando que no vea su bastón. Esto provoca que la chica se extrañe, lógicamente, de que el enmascarado sepa quién es, por no mencionar la respuesta de este aludiendo a que ha soñado con ella. Aunque pueda sonar algo obsceno desde fuera, Karen, una romántica empedernida, tira por otros derroteros, repitiendo un esquema similar al que se puede ver en la serie de Thor. Es decir, un triángulo amoroso, donde dos son la misma persona. Aunque más tarde entrará en escena Foggy, por lo que serían un cuarteto. A pesar de que por momentos esto pueda parecer que se acerca peligrosamente a una orgía, nada más lejos de la realidad, porque todo se reduce a dos jóvenes que sienten algo el uno por el otro, pero ninguno da el paso hacia delante. Visto con perspectiva, estamos ante un concepto algo desfasado, poco convincente y uno de los aspectos que peor han envejecido en los tebeos clásicos de Marvel. El papel de la mujer se reduce a la damisela en apuros y la enamorada empedernida en silencio, mostrando algunas reminiscencias del cómic romántico propio de una década anterior. Además, teniendo en cuenta la capacidad de Matt para interpretar los latidos del corazón, parece que no es capaz de leer los de su secretaria. Está muy listo para algunas cosas, pero para otras está bastante torpe.


Finalmente, nos acercamos al desenlace, con nuestro protagonista enjaulado en la nueva base del Búho, donde deberá escapar, liberar a la chica y derrotar al villano. Es curioso, porque durante la pelea inicial en la oficina, Daredevil da muestras de un gran habilidad con los pies, casi de un nivel circense, lo que le hubiese granjeado una victoria de no ser por la irrupción de Karen. Ahora deberá mostrar sus cualidades como escapista. Ha sido atado con el propio cable de su bastón, pero el héroe se guarda un as en la manga, porque este tiene un gozne oculto, lo que le permite doblarlo y romper sus ataduras. Además, tiene escondida una pequeña aguja que le servirá para abrir la celda. Hay que reconocer que a veces se nos exige demasiado a los lectores. La suspensión de la realidad llega aquí a un estado crítico. Y no lo digo especialmente por la aguja, sino que cuesta asimilar que Daredevil pueda romper un cable de acero con el que se balancea por los tejados de la ciudad, sobre todo porque no tiene mayor fuerza que un gimnasta entrenado. Y, a continuación, dobla los barrotes de la jaula de Karen con el pie, para que no vea su bastón y ate cabos. En definitiva, que esto es un deus ex machina en toda regla el que se marca aquí Stan.

Una vez que se libra de Karen, llega el enfrentamiento final con el Búho, que es más un corre que te pillo que otra cosa. De ese modo, llegan al río, donde se hunde la lancha en la que pretendía huir el villano cuando Daredevil bloquea las hélices con su bastón. Esto sí que es una temeridad, no me extraña que se acabe ganando el seudónimo de hombre sin miedo. A continuación, sale del agua, sin saber si el Búho está muerto o vivo, pero a estas alturas ya nos hemos quedado sin sitio, por lo que mejor ir terminando la historia.



A pesar de que el Búho no es arrestado al final, su intento de atraer al resto de los jefes de la mafia de la ciudad provoca un arresto en masa. Mientras, Matt regresa a por Karen, que tras su aventura parece estar más enamorada que nunca de él, pero no hay mayor ciego que el que no quiere ver.


Valoración:
Bajo mi punto de vista, lo mejor de esta historia con diferencia es el dibujante Joe Orlando. Básicamente, porque es capaz de sacar provecho de una historia mediocre, dejándonos algunas escenas y viñetas realmente memorables como hemos podido ver a lo largo de la reseña. Sus habilidades narrativas quedan patentes a la hora de mostrar el dinamismo en los momentos de acción, así como la tensión en otros aspectos de la trama. Por otro lado, Stan crea un argumento dinámico, bastante entretenido, pero que empieza a desinflarse al llegar a la mediación de la historia. Se excede en trivialidades como la mochila, que afean el diseño del traje de Daredevil, además de que es evidente que aún no tiene muy claro si explotar su lado humano, conferirle superpoderes o qué. El perfil del héroe está bastante desdibujado, salvo en el concepto de la justicia con la dualidad que ofrece Matt como abogado. Si bien es cierto que hay buenos momentos en este cómic, creo que hay demasiado relleno para 22 páginas. Es evidente que Stan aún se está acostumbrando a esta longitud, por lo que da la sensación que le sobra algo de espacio mientras se aclimata. Por otro lado, los secundarios no tienen desarrollo apenas, son meras comparas del argumento. Una historia bastante floja, demasiado para un debut tan importante como el del Búho, pero que muestra síntomas de algo que se repetirá en gran medida en el futuro: el dibujo de esta serie es muy superior a sus guiones.
UMY 2011-2013 al mejor moderador
UMY 2012 al forero más activo
UMY 2013 al mejor forero
UMY 2014-2016, 2019 al forero más trabajador
UMY 2016-2019 a forero sabio
UMY 2018 a toda una trayectoria en el foro

Desconectado ¿El?

  • Vengador de los Grandes Lagos
  • *****
  • Mensajes: 270
    • Ver Perfil
 :palmas: Muy bueno.

No tengo el material, pero estoy al acecho.

Desconectado Unocualquiera

  • Moderador Global
  • Celestial
  • *
  • Mensajes: 54.720
  • Sexo: Masculino
  • Ningún ser gatuno salió herido durante este post
    • unocualquiera
    • Ver Perfil
Gran reseña.  :palmas:

UMY 2012 al forero revelación
UMY 2014-2015-2016 al forero más activo
UMY 2015 al mejor moderador
UMY 2016 al mejor forero

Desconectado Hiperion

  • Miembro Honorífico
  • Primigenio
  • *
  • Mensajes: 15.733
  • Sexo: Masculino
  • Marcando estilo con corsé desde 1969.
    • Ver Perfil
Sinceramente, no sé como me las apaño, pero me ha tocado a mí la responsabilidad de dar el pistoletazo de salida al resurgir de hilo. Espero estar a la altura de la responsabilidad y las expectativas. Así que sin más dilación y tras esta somera presentación, os dejo la siguiente reseña. ¡Qué comience la función!

¡Y de qué manera! :adoracion: :adoracion: :adoracion: :adoracion:

La verdad es que estamos ante un ejemplo de libro de lo que, al menos para un servidor, es una reseña perfecta. Yo me había releído el número antes de proceder con ella, y has tocado absolutamente todos los detalles que me iba apuntando mentalmente yo. Así que poco más queda por decir :palmas:

Citar
En su presentación, el Búho es alguien que ha amasado una ingente cantidad de dinero de forma ilícita. No creo que sea una casualidad que se sitúe su primera aparición en Wall Street, señalándolo como un despiadado tiburón de las finanzas en el incomprendido para la mayoría de los mortales mundo de los negocios bursátiles y su compleja parafernalia, a menos que seas economista. De ese modo, Stan lo deja todo en una nebulosa que muchos agradecen y nos quedamos con lo verdaderamente esencial del concepto: un empresario corrupto. Un Kingpin de segunda mucho antes de que ese nombre surgiera en el Universo Marvel años después, convirtiéndose en uno de los grandes antagonistas de Daredevil. Un aspirante a capo de la mafia que no duda un instante en empujar a su contable a la picota a las mínimas de cambio, lo cual servirá de germen para su vida delictiva de forma pública. El desencadenante es la muerte del contable, al salir de la oficina es atropellado por un coche, aunque si leemos entre líneas, yo creo que Stan quiso mostrar aquí un suicidio, pero con la censura del Comics Code parece que optó por algo indefinido entre las escenas, aunque destaca la cantidad de sangre que se ve y que es obra de recoloreados posteriores.


Personalmente no recordaba a este Búho tan señor del crimen en estado puro. Estamos acostumbrados a verle en apariciones posteriores lanzándose al ataque con esas garras que empezará a utilizar, y aquí está mucho más comedido. Supongo que esa guerra de bandas con Octopus nos marcó a muchos :lol:
Como bien apuntas, estamos ante una especie de proto-Kingpin algunos años antes de que éste debutara. Sin duda uno de los pocos capos decentes que hemos visto hasta ahora por aquí.

Lo del suicidio velado es un toque bastante oscuro para lo que estamos acostumbrados, pero esa ingente cantidad de sangre en los recoloreados, que desconocía, me parece una sobrada :sudando:

Citar
Volviendo con el Búho, este decide llevar abiertamente una vida criminal, se monta una guarida y comienza a construir su banda, que empieza con dos personajes muy curiosos. Para conocer su nuevo aviario, nada mejor que la espectacular viñeta de Orlando, quizá uno de los mejores aspectos de este cómic.


El Búho, el hombre más buscado por las autoridades de la ciudad... ¿Dónde estará? ¿Quizá en ese casoplón con la forma de la cara de un búho? :sospecha: :lol: :lol:

Citar
Pero un capo de la mafia que se precie sin esbirros no es nadie, por lo que sus primeros fichajes son “Triste Sam” Simms y “Gorila” Horgon. El primero un habilidoso pistolero y el segundo un forzudo capaz de doblegar un gigantesco simio con una llave de lucha libre. Esta será su primera y única aparición de lo que bien podríamos llamar una versión algo descafeinada de los Forzadores, que acabará cayendo en el más oscuro de los ostracismos. Y es que estos hampones de segunda no son más que carne de cañón.

Me sorprende muchísimo que estos dos no hayan sido rescatados nunca por el Busiek o Stern de turno. Me parece muy acertada tu comparación con los Forzadores. Y es que no me hubiera extrañado verles a ambos en sus filas, especialmente al segundo cuando el Buey pasó a mejor vida. Pero bueno, para lo que hacen en este número (en la confrontación final ni están ni se les espera), merecido por secuaces incompetentes :lol:

Citar
Tras establecer y presentar a los protagonistas, volvemos al a historia, cuando el Búho decide buscar un portavoz antes de comenzar su carrera criminal. Su fijación con los abogados se repite, por lo que va en busca de Matt, el cual le hará frente como Daredevil. Sin embargo, la mala fortuna, o la serendipia argumental, provoca que Karen regrese a la oficina en esos instantes, convirtiéndose en una rehén para el Búho, obligando a Daredevil a rendirse.

La serendipia es todavía más grande si cabe. Karen no sólo vuelve a la oficina, sino que entra a fisgonear a la de al lado cual vieja del visillo, y no se contenta con poner la oreja, sino que abre la puerta de par en par. En ese bufete no hay nadie medio cuerdo :lol: :lol:

Citar
Mientras, Matt regresa a por Karen, que tras su aventura parece estar más enamorada que nunca de él, pero no hay mayor ciego que el que no quiere ver.

Oskar, por favor :lol: :lol: :lol: :lol: :lol:

Desconectado oskarosa

  • Moderador Global
  • Celestial
  • *
  • Mensajes: 68.801
  • Sexo: Masculino
  • Miembro fundador de Los Vengadores Tartessianos
    • Ver Perfil
Yo lo del suicidio velado lo veo muy claro. Si no hubiese ciertas restricciones, seguro que se hubiese visto más claro. Porque está claro que quieren presentar más a un villano manipulador, que a un enemigo de enfrentamiento frontal. Un amo del crimen en toda regla, vamos.
UMY 2011-2013 al mejor moderador
UMY 2012 al forero más activo
UMY 2013 al mejor forero
UMY 2014-2016, 2019 al forero más trabajador
UMY 2016-2019 a forero sabio
UMY 2018 a toda una trayectoria en el foro

Desconectado Hiperion

  • Miembro Honorífico
  • Primigenio
  • *
  • Mensajes: 15.733
  • Sexo: Masculino
  • Marcando estilo con corsé desde 1969.
    • Ver Perfil
Y haciendo arqueología internetera/comiquera, parece que el Búho es otro de esos personajes no del todo originales y en parte reciclados. Y es que el propio Stan Lee creó a un personaje de mismo nombre y aspecto muy similar para Young Allies #5, en 1942.


Pero más allá de eso, ambos villanos no guardan apenas relación, ya que este último era un agente nazi experto en arte del disfraz, enviado a Hollywood para sabotear la grabación de una película en la que participan los Jóvenes Aliados.


Teniendo en cuenta que la mayoría de aventuras de este grupo fueron sacadas de continuidad por Brubaker, a saber si llegó a existir en ella de manera oficial :juggle:

Desconectado oskarosa

  • Moderador Global
  • Celestial
  • *
  • Mensajes: 68.801
  • Sexo: Masculino
  • Miembro fundador de Los Vengadores Tartessianos
    • Ver Perfil
Pues la verdad es que no conocía a este personaje, aunque no me extrañaría que Miguel Saavedra lo haya mencionado en su sección y yo no lo recuerdo. No obstante, hay que reconocer que tiene ciertas similitudes en el diseño. Por ejemplo el peinado, o la presencia del color verde. De hecho, en décadas posteriores, creo recordar que en los ochenta o así, el Búho vestiría un mono verde muy similar a ese.
UMY 2011-2013 al mejor moderador
UMY 2012 al forero más activo
UMY 2013 al mejor forero
UMY 2014-2016, 2019 al forero más trabajador
UMY 2016-2019 a forero sabio
UMY 2018 a toda una trayectoria en el foro

Desconectado Unocualquiera

  • Moderador Global
  • Celestial
  • *
  • Mensajes: 54.720
  • Sexo: Masculino
  • Ningún ser gatuno salió herido durante este post
    • unocualquiera
    • Ver Perfil
Tampoco sabía de este antecesor.

UMY 2012 al forero revelación
UMY 2014-2015-2016 al forero más activo
UMY 2015 al mejor moderador
UMY 2016 al mejor forero

Desconectado Hiperion

  • Miembro Honorífico
  • Primigenio
  • *
  • Mensajes: 15.733
  • Sexo: Masculino
  • Marcando estilo con corsé desde 1969.
    • Ver Perfil
Por si en estos tiempos duros a alguien le apetece una lectura clásica y comentarla, mañana tendremos una nueva reseña :birra:

Así vendía Stan Lee el número que nos ocupará:


JOURNEY INTO MYSTERY #107: ¡Nuestro héroe lanzamartillos, Thor, está intentando averiguar cómo derrotar a un personaje que se hace llamar a sí mismo Gárgola Gris! ¡Y nuestro apuesto refugiado de una barbería está más dramático y temerario que nunca!
 1ª historia reeditada en Biblioteca Marvel: Thor #5 (Forum) y Marvel Gold: El Poderoso Thor. En mis manos...¡este martillo! (Panini)
 2ª historia reeditada en Biblioteca Marvel: Thor #1 (Forum) y Marvel Gold: El Poderoso Thor. La saga comienza. (Panini)


Reseñas previas recomendadas para esta lectura:

-Journey Into Mystery #105 y #106, por Adamvell. Con el nacimiento de la alianza entre Cobra y Mr. Hyde, y Jane Foster considerando a Don Blake un cobarde como resultado.

Desconectado Unocualquiera

  • Moderador Global
  • Celestial
  • *
  • Mensajes: 54.720
  • Sexo: Masculino
  • Ningún ser gatuno salió herido durante este post
    • unocualquiera
    • Ver Perfil
 :palomitas:

UMY 2012 al forero revelación
UMY 2014-2015-2016 al forero más activo
UMY 2015 al mejor moderador
UMY 2016 al mejor forero

Desconectado Hiperion

  • Miembro Honorífico
  • Primigenio
  • *
  • Mensajes: 15.733
  • Sexo: Masculino
  • Marcando estilo con corsé desde 1969.
    • Ver Perfil
167. JOURNEY INTO MYSTERY #107 (agosto 1964)



Equipo creativo

1ª historia

Guión: Stan Lee.
Dibujo: Jack Kirby.
Entintado: Chic Stone.

2ª historia

Guión: Stan Lee.
Dibujo: Jack Kirby.
Entintado: Vince Colletta.

Sinopsis 1ª historia: En su consulta, Donald Blake se lamenta de que Jane Foster le considere un cobarde debido a los actos que tuvo que realizar durante el enfrentamiento con Cobra y Mr. Hyde. Tratando de encontrar mejores respuestas como Thor, se transforma golpeando su bastón en el suelo, momentos antes de que la propia enfermera entre a la habitación. Para disimular su presencia, el héroe finge estar enfadado con el doctor por su aparente traición, tras lo cual Jane le pide que sea clemente y que considere que Blake es tan solo un humano. Un humano al que ama. Rápidamente, y prometiendo no tomar represalias, Thor abandona volando la consulta y su tristeza se transforma en felicidad absoluta, mientras pregona que Jane le ama.
Mientras tanto, una misteriosa figura llega a Estados Unidos en un avión comercial, dispuesto a encontrarse con el vengador. Una vez en tierra, el auxiliar de vuelo presente le ve salir tan solo él, y para su sorpresa, una vez entra en el avión, observa cómo todo el resto de pasajeros han sido convertidos en piedra. Mientras el misterioso viajero toma un taxi, rememora su pasado: se trata de Paul Duval, un químico de origen francés que debido a un error en el laboratorio, derramó sobre su propia mano una sustancia que provoca que todo lo que toca se convierta en piedra durante una hora. Tras iniciar una exitosa carrera criminal en París, Duval ha decidido viajar a Nueva York para conseguir el martillo de Thor y con él la inmortalidad. Así, transforma en piedra al taxista que le lleva para lograr llamar la atención del héroe.
Thor escucha lo sucedido en la radio y se persona en el lugar de los hechos, donde emplea su autoridad como vengador para transportar a la estatua del taxista hasta la consulta del doctor Blake. Una vez en ella, en su forma mortal advierte que el corazón del hombre sigue latiendo, y por tanto comienza a centrarse en descubrir el por qué de lo ocurrido.
Mientras tanto, Duval se viste con un traje y emplea su poder en sí mismo para transformar su cuerpo en piedra, y haciéndose llamar Gárgola Gris sale en busca de la consulta de Blake. Allí, amenaza al doctor con un avión de papel transformado en piedra para que le diga dónde encontrar a Thor, pero el médico logra escapar en dirección hacia el ascensor.
En la azotea, Donald se transforma en Thor y ataca a Gárgola Gris con su martillo provocando su caída, pero el villano consigue amortiguarla. La pelea se traslada a una gasolinera, donde Duval choca sus manos pétreas para provocar una chispa y por consiguiente una explosión, que noquea temporalmente a Thor. Mientras el vengador se recupera, Gárgola Gris trata de levantar Mjolnir sin éxito. Un recuperado Thor se abalanza sobre su enemigo, quien responde con velocidad tocándole la cara y convirtiéndole en piedra.
En ese momento llega un destacamento de policía armado con lanzallamas, lo que provoca la huida de Duval. Al mismo tiempo, la estatua en que se ha convertido Thor cae desequilibrada, y en cuanto su martillo toca el suelo, revierte a su forma mortal. Consciente de que no puede adoptar su otra identidad por el momento, comienza a pensar un plan de acción.
Poco después, Blake contacta con un director de una cadena de televisión local que conoce, pidiéndole que encargue un proyector tridimensional a Industrias Stark gracias a una contraseña que le proporciona (y que Iron Man dio a Thor), prometiéndole el reportaje del siglo a cambio.
Los técnicos de Stark instalan el aparato en una motocicleta que Blake comienza a conducir por toda la ciudad, proyectando la imagen de Thor en vuelo. Gárgola Gris la ve y comienza a perseguirla, pero descubre el ardid cuando "Thor" lanza su martillo hacia él y éste le atraviesa. Dándose cuenta del ardid y de que es el doctor el causante, Duval roba un camión de reparto de leche y le da caza. La persecución concluye en los muelles, con Gárgola Gris hundiéndose en el mar debido a lo pesado de su cuerpo.
Al día siguiente, Thor se persona en la consulta de Blake mientras los periódicos y demás medios se hacen eco de la hazaña del médico, que ya no es considerado un cobarde por Jane.

Edición española 1ª historia: Biblioteca Marvel: Thor #5, Marvel Gold. El Poderoso Thor: En mis manos... ¡este martillo!

Datos importantes 1ª historia:

-En esta historia tiene lugar la primera aparición de Gárgola Gris, cuyo nombre real es Paul Duval.

Sinopsis 2ª historia: Mientras Balder se encuentra cantando poemas a las criaturas del campo, Loki le observa con odio, sabedor de que ahora es otro de los favoritos de Odín, quien además le ha concecido la invencibilidad. Dispuesto a acabar con él a pesar de todo, el dios del mal se encamina a Nornheim para pedir un favor a Karnilla, la reina norn. Aunque ella al principio se niega y trata de ahuyentarle, finalmente accede porque él cuenta con un poder superior al suyo. Loki le pregunta si conoce de algún ser viviente que no hiciera el juramento de protección a Balder, y la hechicera le confirma que sí lo hay y es el muérdago.
De regreso a Asgard, Loki consigue una pequeña cantidad de la planta, y ordena a uno de sus trolls esclavos que confeccione con él un dardo, y además le construya una cerbatana para dispararlo.
Al día siguiente, mientras Balder entrena sus habilidades de combate, Loki se acerca a él desde las sombras. En un momento dado, el héroe asgardiano cae al suelo al tratar de evitar pisar una oruga, momento que aprovecha el dios del mal para realizar su fatal disparo. Pero en ese instante, la cerbatana estalla en llamas y desaparece. Karnilla habla entonces a Loki desde Nornheim, contándole que ha sido ella quién ha destruido el arma, puesto que ella es otro ser viviente más y como tal ha jurado proteger a Balder. Jurando venganza, Loki continúa observando a Balder, quien se muestra confiado de vences a los peligros desconocidos gracias a la confianza y la fe.

Edición española 2ª historia: Biblioteca Marvel: Thor #1, Marvel Gold: El Poderoso Thor. Relatos de Asgard, Marvel Gold: El Poderoso Thor. La saga comienza.

Datos importantes 2ª historia:

-Primera aparición de Karnilla, la Reina Norn.

-Primera aparición de Haag, la naciana hechicera que sirve a Karnilla, aunque su nombre no se menciona.

-Primera aparición de Nornheim, una de las provincias asgardianas, donde habitan Karnilla y Haag.

Reseña:

En los dos últimos números, hemos podido presenciar la alianza de dos de los enemigos más terrenales de Thor en esta época, Cobra y Mr. Hyde. A pesar del amago hacia amenazas mucho más mitológicas que pudimos ver algunos números atrás, en esta ocasión Lee y Kirby optan por seguir por esa senda mucho más superheroica y nos presentan a un nuevo supervillano de poderes muy peculiares.

Pero antes de nada toca ponerse en situación.


La acción se inicia en la consulta del Donald Blake, donde un apesadumbrado doctor, una vez ya ha acabado con las consultas del día, recapitula sus desgracias y reflexiona sobre ellas en la mejor tradición de Calimero. Ahora no solamente su amor por Jane Foster está prohibido por Odín, sino que en la entrega anterior la enfermera le dejó bien claro que no quería saber nada más de él debido a su aparente traición hacia Thor durante el conflicto con Cobra y Hyde. Y obviamente, esa situación no se puede solucionar sin desvelar su doble identidad.

Como podemos observar, las series comienzan a madurar más y más en su estructura. Tras una saga de dos números, en el que nos ocupa se muestran las consecuencias directas. Aunque la tónica general siga siendo en mayor medida de aventuras autoconclusivas, perderse una sola entrega empieza a suponer un riesgo cada vez mayor.

Sea como sea, y quizá para subirse la autoestima al verse mucho más musculado, el buen doctor golpea su bastón contra el suelo y se transforma en Thor, pensando que de tal guisa quizá pueda afrontar el problema que le ocupa mucho mejor.


Pero ah, quiere la casualidad... esa casualidad de la que tantas veces han abusado el vengador, su forma mortal y su bastón... que la ínclita Jane Foster haga su aparición en escena apenas unos segundos después de la transformación, lo necesario para perderse el proceso y todo ese resplandor que siempre parece acompañarlo.

La sorprendida enfermera no da crédito a la presencia de Thor en la consulta, así que nuestro héroe tiene que improvisar a marchas forzadas y fingirse furioso, en busca de una compensación por la aparente traición de Blake.

Pero ay... haciendo gala de esa actitud de mujer frágil que tanto la caracteriza siempre, Jane entona el mea culpa y acaba reconociendo que la única que ha errado ha sido ella. Que comprende que su jefe es humano y actuó como lo hizo en un momento de miedo y confusión. Que es un hombre bueno y amable al que sigue amando.


Así es, señoras y señores. Tras mil y un debates internos de los de deshojar margaritas al ritmo de "Me ama, no me ama, me ama...", no sólo de estos dos, sino de Tony y Pepper y en el futuro de Matt y Karen, por fin... POR FIN, un personaje enamorado de otro hasta las trancas reconoce lo que siente y se abre al otro... aunque en este caso eso ella no lo sepa, claro. Si es que hasta Peter Parker tuvo mucho más empuje pidiendo salir a Betty Brant, por favor. Quinceañeros 1, adultos 0.

¿Y cómo sienta esa revelación a Thor? Pues como podemos observar en las viñetas superiores, el pobre tiene que ausentarse de allí como alma que lleva el diablo porque por segundos su charada de superhéroe enfadado se viene abajo. Reconvertido en el dios del trueno y las endorfinas, emprende el vuelo proclamando a los cuatro vientos lo feliz que se siente y hasta regalando flores a parejas como la que, espera, formará en algún momento con Jane. Ah, qué tendrían los 60...


Probablemente alguien a estas alturas puede estar llevándose la impresión de que ésta es una reseña de un cómic romántico y aguarde ver a Millie la Modelo a la vuelta de la esquina. Pero nada más lejos de la realidad, y es que aprovechando el animado vuelo de Thor alrededor de un avión, precisamente entre sus pasajeros conocemos al antagonista del relato que nos ocupa. Un antagonista que, por lo que parece, viaja desde la otra punta del mundo única y exclusivamente para encontrar al vengador.

En un mes que sin duda es destacable por todos los supervillanos que nos ha brindado, Lee todavía tiene una bala más en la recámara. Tras los debuts de personajes de cierto calado como son Kraven el Cazador, el Escarabajo o el Búho, llega ahora el que quizá sea más peculiar de todos, especialmente por su modus operandi. Y es que a su llegada a suelo estadounidense, el auxiliar de vuelo que esperaba a todo un gentío observa atónito como sólo él desciende del avión. Y su sorpresa es todavía mayor cuando, una vez en el interior, se encuentra a todo el mundo... ¡convertido en piedra!


La resolución a cualquier duda que pueda haber surgido durante la secuencia no se hace esperar, y ni cortos ni perezosos, Lee y Kirby nos muestran el origen de la amenaza. Descubrimos que se trata de un químico francés (al que no le falta un muy perfilado bigote, cómo no) llamado Paul Duval, que mezclando sustancias logró una de esas serendipias que no son ajenas a la ciencia en nuestro mundo, pero que en el universo Marvel son una constante. Tras notar que algo raro pasaba en su experimento, el cual adoptó un color que no debería, la tensión provocada por uno de sus superiores hizo que derramara la poción sobre su propia mano, lo cual conllevó en apenas unos instantes que la misma adquiriera la textura de la piedra misma.

Lamentablemente, nos encontramos en unas fechas en las que se nos recuerda que por nuestro bien y por el que nos rodea, no debemos llegar a casa sin lavarnos las manos una y otra vez y con vehemencia. Pues Duval, a pesar de ser todo un científico, no respetó ese principio básico, y rápidamente el efecto presente en su mano se trasladó a la otra y a su cara a medida que iba tocando las distintas partes de su cuerpo. Pero a diferencia de lo ocurrido con los pasajeros del avión, el efecto sobre el propio Duval le permitía seguir moviéndose, viéndose convertido en un ser pétreo. En una auténtica gárgola.


Con sus recién adquiridas habilidades, y supongo que a sabiendas de que los superhéroes europeos en esta época brillaban por su escasez, Duval decidió emplearlas para iniciar una vida criminal. Por si alguien lo desconoce, el propio villano nos alivia un poco al contarnos que su efecto sobre otras personas apenas dura una hora, sino desde luego nuestro héroe lo iba a tener crudo. La cuestión es que su carrera fue bastante fructífera, ya que sus saqueos de joyerías y bancos parisinos le convirtieron rápidamente en un hombre rico y poderoso que incluso gozaba de un mayordomo personal.

Pero claro, ¿qué pasa cuándo uno ya tiene todo lo que podría desear? Y peor aún, ¿cuándo todo eso puede desaparecer de un día para otro incautado? Duval se dio cuenta de que el único límite a su poder era su propia mortalidad, así que tras leer sobre las hazañas de Thor, decidió hacerse con el martillo del vengador, según él la fuente de esa cualidad.

Me resulta muy interesante esta motivación del personaje. Y es que, como ocurriera con Rama-Tut, cuya amenaza nacía del aburrimiento puro y duro, es un auténtico soplo de aire fresco ver que no todo se limita siempre a alienígenas, comunistas, venganzas o inventos estrafalarios. Con el tiempo el villano se verá alejado del entorno de Thor y este objetivo personal se irá diluyendo, pero es algo sobre lo que se ha vuelto alguna vez que otra, siendo la más notoria en la etapa de Dan Jurgens en esta misma cabecera, pero muchas décadas después.


Pero como siempre digo, no adelantemos acontecimientos. Ahora que ya conocemos perfectamente la amenaza, toca que los jugadores muevan ficha en el tablero. Y el primero que lo hace es Duval, que no contento con la que ya ha liado en el aeropuerto, petrifica al taxista que le ha llevado hasta el hotel, con dos objetivos claros. El primero, llamar la atención de las autoridades en la gran ciudad para que el suceso llegue a oídos de Thor. El segundo... pues para ahorrarse darle propina al conductor. Que el tío es pérfido pero no tonto.

A pesar de que acaba de pisar suelo norteamericano, Duval da en el clavo en cuanto a sus suposiciones sobre los superhéroes, y pasa poco tiempo antes de que el tronador escuche lo sucedido con el pobre taxista en una radio al pasar cerca de una ventana, y raudamente se dirige al lugar donde tenido lugar el incidente. Una vez allí, y acogiéndose a la autoridad otorgada por los Vengadores, Thor pide a la policía llevarse la estatua viviente a la consulta del Dr. Blake para que él la examine. Desde luego, es un auténtico milagro que este chico haya logrado conservar su doble identidad hasta ahora. No se puede ser más cantoso.


Reconvertido ya en el bueno de Donald, nuestro médico favorito ausculta a la estatua y confirma que su pulso sigue latiendo, todo ello bajo la atenta mirada de su enfermera. Y ella lo asume con cierta normalidad, lo que me lleva a preguntarme si es que ya está curada de espanto o si es que en esa consulta a todos les falta un tornillo. La cuestión es que el análisis del doctor, acompañado de las noticias de que la gente del aeropuerto ya ha recobrado la normalidad, redirige todas las atenciones a averiguar quién ha podido provocar esto.

Pero nosotros tenemos la ventaja de ya saberlo. Y en un hotel cercano podemos ver a ese "quién" enfundándose por primera vez el que será su traje de batalla. Uno que en primera instancia no intimida nada, pero que una vez el villano aplica sus poderes sobre su propio cuerpo, da un cambio totalmente distinto. Y es que la combinación del aspecto pétreo del personaje, la capa, los guantes... nos proporciona un diseño de Kirby magistral e imperecedero, que evoca realmente a la criatura de la que toma nombre. Y es que, como dirían en el programa Tu cara me suena, despedimos a Paul Duval, y damos la bienvenida al universo Marvel a... ¡Gárgola Gris!


Probablemente se pueda pensar de manera equivocada que nos encontramos ante un villano no muy funcional a la hora de moverse. Al final y al cabo siendo de piedra debe pesar un quintal y sus movimientos ser torpes. Pero, amigos y amigas, nada más lejos de la realidad. Y es que sus poderosos dedos de piedra le permiten hasta escalar edificios clavándolos fuertemente en la fachada. Y una vez por allí arriba, se muestra muy ágil desplazándose de una azote a otra. Jaque mate, apariencias.

Danzando por los tejados, Duval llega rápidamente a la consulta de Blake. Y es que quizá Thor debería haber contado en petite comité adónde iba a llevar al pobre taxista y no pregonarlo a los cuatro vientos en medio de la calle. En la vida real las noticias y chismorreos vuelan, pero en el universo Marvel más aún.

De este modo, por fin los dos frentes de esta historias se encuentran por vez primera. ¿Qué ocurrirá ahora? Al fin y al cabo, si la única manera de atacar que tiene Duval es convertir a otros en piedra, eso no le servirá para sonsacar a Blake donde se halla el dios del trueno, ¿verdad? Nada de eso, y es que si algo ha quedado claro es que estamos ante un hombre de recursos, y rápidamente demuestra que hasta un inofensivo avión de papel puede convertirse en un arma letal en sus manos. Que no se entere Bart Simpson.


Repentinamente, el número adopta un ritmo frenético. El doctor Blake demuestra una vez más que su cojera no es ningún handicap y arranca a correr, logrando esquivar a su atacante y salir de su consulta rumbo al ascensor. En la saga anterior ya logró despistar al dúo Cobra-Hyde corriendo entre la multitud, así que yo creo que capaz sería de apuntarse a atletismo y lograr una plusmarca. En este momento se nos dice que Gárgola Gris sí es pesado y lento, algo que la verdad es que contradice un poco lo que acabamos de ver de él.

Mientras el matasanos golpea su bastón y se transforma, Gárgola Gris sale una vez más por la ventana y escala hacia la azotea del edificio, tras observar la aguja del ascensor. Una vez allí, ahora sí, héroe y villano se encaran por vez primera en sus auténticas formas. Obviamente Duval no cuenta con el factor sorpresa porque Thor le tiene ya calado, y el vengador se defiende rápidamente con su martillo, provocando su caída al vacío. Aunque como podemos ver, hará falta más que eso para detenerle.


Si hay algo que me encanta de esta época, es ver las mil y una formas imaginativas que tenían muchos héroes y villanos de emplear sus poderes. Todos recordamos a Namor haciendo cosas que es mejor olvidar, como hincharse a lo pez globo, pero en este caso me parece tremendamente imaginativo por parte de Lee y Kirby que Gárgola Gris choque sus propias manos pétreas a modo de pedernal para crear chispas y hacer que un surtidor de una estación de servicio pegue el zambombazo padre.

Los resultados son contundentes y Thor queda temporalmente aturdido, soltando su martillo. Babeando ante su objetivo primario, Duval se dirige a recoger a Mjolnir y asistimos entonces a algo que ha sido, es y será un clásico de esta colección: el villano que trata de levantarlo sin éxito, por mucha fuerza y empeño que emplee.


En ese momento, un ya recuperado Thor comete un error de principiante que a estas alturas ya no debería darse, y se encara con su oponente para recuperar su martillo. ¿Resultado? Pasa lo que tiene que pasar y Gárgola Gris logra tocarle la cara, lo que automáticamente le convierte en la estatua de un vengador digna de un museo... excepto por la cara de sorprendido con la que se queda, claro.

Pero antes de que Duval pueda hacer nada, se ve obligado a huir cuando un destacamento de policías hacen acto de presencia. Ojo al dato, armados con lanzallamas porque "el fuego convierte la piedra en lava". Hemos visto en muchas ocasiones a los agentes de la ley del universo Marvel siendo bastante negligentes y permitiendo fugas de prisión fácilmente evitables, así que con esta respuesta ya solo podemos decir que o se pasan o no llegan.


¿Y qué ocurre con Thor mientras tanto? Pues que ha sido afortunado de haberse convertido en una estatua de muy precario equilibrio, e inmediatamente pierde la verticalidad. Mientras que para cualquier otra persona esto habría supuesto una situación con suerte de signo contrario, pudiendo perder algún miembro o directamente haciéndose añicos, para nuestro héroe es una bendición. Y es que aunque petrificado, Mjolnir sigue siendo Mjolnir, y en cuanto golpea el suelo, Thor pasa a ser de nuevo un muy móvil Don Blake.

La chiripa de este hombre es prodigiosa.


Pero quizá con ella no baste para arreglar la situación en la que se ve ahora nuestro héroe. Siendo un mero mortal, incapaz de transformarse ya que Thor seguiría siendo automáticamente de piedra durante las... próximas... ¿¿Las próximas 24 horas?? ¡No os engañan vuestros ojos! Vuestros ejemplares en español seguramente indiquen algo diferente, pero en la viñeta original, Blake afirma que no va a poder convertirse en su álter ego por un día entero debido al toque de Gárgola Gris.

Vale, pongámonos a pensar. Blake sabe perfectamente el tiempo que han tardado los pasajeros del avión en recobrar la normalidad. Y de hecho todos los acontecimientos de este número han ocurrido en el lapso de un mismo día. Así pues, probablemente nos encontramos ante una de las famosas meteduras de pata de Lee a la hora de elaborar los diálogos.


Sin embargo, los acontecimientos que siguen a continuación nos hacen dudar. Y es que la solución de nuestro héroe pasa por llamar al director de una emisora local de televisión, que parece ser un viejo colega suyo. Le promete el reportaje del siglo siempre y cuando le consiga cierto material que necesita de mano de Industrias Stark, indicándole que accederán a todo con una contraseña que le proporciona. Contraseña que Iron Man posibilitó a Thor como miembro de los Vengadores, claro.

Creo que podemos sacar dos cosas en claro. 1) Que nadie haya averiguado a estas alturas la doble identidad del doctor Blake, o que al menos alguna relación con Thor tiene, es demencial. Ni todo un director de un medio de comunicación se inmuta. 2) El regreso a la consulta, que se le ocurra la nueva idea, la llamada, el envío desde Industrias Stark... todo eso ocupa más de una hora a la fuerza. Podemos decir, pues, que la noción equivocada de que el efecto de Gárgola Gris dura 24 horas es un condicionante total para la resolución de este relato.


En una de las viñetas más arriba ya hemos podido ver cuál era el encargo hecho a Industrias Stark. Se trata de un proyector tridimensional de televisión, que los técnicos enganchan a una motocicleta que Odín sabe de dónde habrá salido. Al ser incapaz de convertirse en Thor (o al menos creerlo), el siempre sorprendente doctor Blake nos demuestra que también es un motorista excepcional, y comienza a recorrer las calles de Nueva York proyectando la imagen de su alter ego con la esperanza de que Gárgola Gris lo vea. Unas calles inusualmente vacías, por cierto.

La cuestión es que el villano pica el anzuelo y rápidamente se inicia una persecución por la parte alta de la ciudad. Lo cierto es que Duval peca mucho de pardillo pensando que Thor está huyendo de él, pero por otra parte se muestra una vez más muy ágil por los tejados. "Pesado y lento", decían.


Con su oponente justo dónde el quería, Blake lanza su órdago y hace que la imagen tridimensional de Thor lance su martillo hacia él. Una vez más, Gárgola Gris intenta hacerse con él, pero para su sorpresa le atraviesa sin más. Siguiendo su recorrido de vuelta a manos del vengador con la vista, sale de su estupor y cae en que algo raro está pasando. Al fin y al cabo Thor es incapaz de flotar en el aire sin ayuda de Mjolnir, cosa que está haciendo ahora mismo.

Cabe decir que eso es algo que sí hemos visto hacer a Thor en anteriores entregas, pero aquí ya se establece para los restos que jamás se repetirá. Sin martillo no hay vuelo que valga. Poco a poco las habilidades y capacidades de los personajes se van asentando en un estándar en todas las colecciones, y aquí tenemos otro ejemplo más.


Ya consciente de lo que pasa, Duval divisa y reconoce al doctor, al tiempo que roba la furgoneta de reparto de un pobre lechero que pasaba por ahí para darle caza. El juego del gato y el ratón, ahora sí, en su máximo esplendor.

La secuencia concluye en los muelles y Kirby nos deja una viñeta de acción y destrucción puras que es una auténtica maravilla.


Aunque ambos caen al agua, Gárgola Gris es quien sale peor parado de los dos. Y es que esta vez sí, un cuerpo hecho completamente de piedra resulta imposible de mantener a flote, y el villano comienza a hundirse, incapaz asimismo de volver a su estado normal. Un estado normal que recuperará, previsiblemente, estando demasiado en el fondo como para alcanzar la superficie a nado. Paul Duval concluye su debut en una situación nada  halagüeña, pero como ya sabemos, en el universo Marvel los malosos tienen 7 vidas, y seguro que no pasa demasiado tiempo hasta que volvamos a saber de él.


Al día siguiente, una vez la hazaña de Don Blake ha pasado a ocupar la primera plana de todos los periódicos, Thor se deja caer de nuevo por la consulta del doctor. Todo ello para hacerle ver a una ahora encandilada Jane que su impresión de Donald puede que fuera equivocada. Por cierto, el taxista también está presente en este almibarado final, pasándose justo en ese momento para dar las gracias. Si es que por esa consulta, menos pacientes, pasa todo el mundo.

Así pues, por ahora todo parece en orden. Un villano derrotado, la imagen pública de Don Blake otra vez impoluta, nuestro héroe sabiendo que su amada le corresponde... Seguro que pronto algo se tuerce por alguna parte. ¡Y aquí estaremos para contároslo!

Valoración: La colección de Thor fue, durante muchas reseñas, uno de los patitos feos de este proyecto. Pero ya llevamos un tiempo no solo viendo la luz al final del túnel, sino acaraciándola ya prácticamente. Si bien es cierto que los argumentos más terrenales se le están empezando a quedar pequeños, al menos el entretenimiento puro y duro es algo que tenemos asegurado mes tras mes.
Gárgola Gris es un villano muy interesante, con unos poderes y motivaciones que le convierten casi en exótico. Con un toque de frescura que, irremediablemente, se irá diluyendo en sus posteriores apariciones. Pero por lo que a este debut respecta, aprueba con nota.
El culebrón de fondo que llevábamos arrastrando unas cuantas entregas toca a su fin. Empalagoso como siempre, incluso anodino, pero esas surrealistas viñetas de Thor volando megafeliz lo compensan todo.
Por supuesto, hay ciertos puntos flacos que no se pueden omitir. La resolución es de esas que de tan original peca de absurda, rozando el deus ex machina, aunque se agradece esa interconexión entre series que hace que dependa indirectamente de otro personaje de la editorial al que ni siquiera vemos. Las cualidades del villano no son constantes en todo momento. Y que de repente se considere que el toque pétreo dura 24 horas y eso afecte a la resolución, es un agujero de guión como el Edificio Baxter de grande.
En el apartado artístico, estamos cada vez más y más cerca de la época de madurez de Kirby en la serie. No sólo su diseño de Gárgola Gris es genial, sino que las secuencias de acción son una maravilla a nivel de narración. Hay movimiento y fuerza en todo momento. Y Chic Stone es, en mi humilde opinión, el mejor entintador del que hemos podido disfrutar hasta ahora en este proyecto. Un tándem perfecto.

***************                  **********************                 ************************

De complemento, tenemos un mes más otra entrega de Relatos de Asgard, los cuales Oskarosa tuvo a bien llamar "La Biblia asgardiana". Y seguimos inmersos en una dinámica que comenzó unos números atrás. Tras colocar el foco sobre Heimdall y hablarnos más de él, contamos con un pequeño relato con él como protagonista. Y el mes pasado, se hizo lo propio con Balder... por tanto, hoy toca unirnos a el Bravo y presenciar sus andanzas.

Para ello, Lee y Kirby prescinden totalmente de Thor, pero nos traen a alguien que nunca nos da tiempo a echar de menos, el villano cansino por antonomasia de estos primeros años del universo Marvel: Loki. Pero esta vez no está solo, y veremos la alianza con otra pérfida rival de Asgard. Si sumamos a Vince Colletta, tenemos un gran número de enemigos del rubiales en tan sólo 5 páginas.


En el relato inmediatamente anterior pudimos ver cómo Odín concedía la invencibilidad a Balder, propiciando que hasta las plantas y los animales juraran protegerle de cualquier peligro, convirtiéndose en algo así como el protegido de la propia naturaleza. Y por supuesto, eso es algo que repugna al dios del mal, con el agravante de que ahora Balder es también un favorito de Odín como su odiado hermanastro.

Así pues, tras verle cantando unos poemas a los animales del bosque, Loki decide viajar hasta Nornheim para buscar una manera de acabar con tanta dicha. Tiene lugar así el debut de Karnilla, la reina norn que además es una poderosa hechicera. Se trata de un personaje que acabará siendo de importancia capital en esta cabecera, convertida en una secundaria más y estrechamente relacionada tanto con Loki como con Balder. Por si alguien pensaba que lo que ocurre en estos Relatos, por buenos que sean, es anecdótico.


Aunque Karnilla trata de ahuyentar al malvado asgardiano sabedora de su naturaleza y queriendo evitar que le relacionen con él, al final no le queda otra que claudicar y acceder cuales sean sus peticiones, puesto que su poder no es rival para el suyo. Así, Loki le cuenta para qué ha venido: por mucho que toda criatura viviente haya jurado protección a Balder, debe existir alguna que no. Básicamente, Loki busca un vacío legal.

La reina norn, que otra cosa no pero parece estar muy bien informada sobre todo lo que acontece en Asgard, le informa que el humilde muérdago no se sumó al juramento, y puede ser el arma que busca. Exultante, Loki se dirige a una arboleda de esta planta y se hace con la cantidad suficiente como para ordenar a uno de sus esclavos troll que confeccione un dardo con ella. Y de paso, que le fabrique una cerbatana. Ah, la eficiente mano de obra barata asgardiana...


Un día después, Loki decide poner en marcha su pérfido plan cuando Balder se encuentra entrenando sus dotes de combate. Agazapado entre las sombras, espera su momento, que llega en el instante en que el Bravo literalmente se desmorra contra el suelo al tratar de evitar pisar una oruga. Menudo activo se está perdiendo Greenpeace.


Pero, encarnando el espíritu del Coyote con sus productos Acme, todo se va al traste un segundo antes de que Loki pueda disparar su letal proyectil. La cerbatana estalla en una vorágine de llamas y queda destruida. Desde la distancia, Karnilla le comunica al dios del mal que ella es la culpable. Y es que, al fin y al cabo también es una criatura viviente, y por tanto le ha jurado protección a Balder. Jaque mate. El pobre Loki ya no gana ni jugando en casa.

La historia finaliza con Balder soltando un discursito sobre la importancia de tener confianza y fe para no temer ningún peligro que venga desde las sombras. Eso y tener un ángel de la guarda, majete.

Valoración: Esta breve historia encarna una vez más todo lo que podríamos esperar de un Relato de Asgard. Protagonismo de otros personajes que no vemos, o al menos no desarrollados, en la historia principal, ambientación asgardiana y mucha magia. Además a todo eso hay que sumarle a Loki siendo Loki. Pérfido, envidioso... pero también un poco desastre.
A los lápices tenemos a Kirby empleando durante todas las páginas la misma estructura de 4 viñetas. Y Colletta, aunque desluce en comparación con Stone, hay que admitir que le da un toque distinto y hasta apropiado a estas aventuras tan distintas de las terrenales.
Sin duda, y un mes más, el plato fuerte del número son estas cinco páginas. ¡Larga vida a Asgard!

Desconectado Brujo Rojo

  • Kree
  • ***
  • Mensajes: 1.300
  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Sobre Daredevil 03, Iba a decir muchas cosas que oskar e Hipe han destacado bastante bien, como que claramente el Buho es un protoKingpin, y que la historia tiene cierto aire del terror sesenteto, imagino que el dibujante era un fan de los comics Timely, muy basados en el rollo sobrenatural en muchas ocasiones.

El dibujante al cual no tengo el honor de reconocer se marca especialmente un viñetón de aúpa con la Guarida del Buho, muy chulo el dibujo.

Bochornosa la mochilabasket, y Daredevil botándola por las azoteas, cómo hace que bote??? y además que está ahí tu traje de abogaducho!!! Stan fue a por uvas del tirón y esto lo escribió su sobrino de 5 años :thumbdown:

Pero lo más ridículo es todo lo que tiene que ver con Karen, pero en especial el diálogo que se marca Daredevil "Corre Karen!!! aléjate de el antes de que te coja!!!" está más cerca y tarda menos en darle un buen hostión al Búho que decir todo eso mientras la lela cotilla se queda a verlas venir.   :lol: :lol: :lol:

PD Plis que algun alma caritativa suba este mensaje por encima de la reseña de Thor, que empecé el comentario antes de que se postease

Desconectado Unocualquiera

  • Moderador Global
  • Celestial
  • *
  • Mensajes: 54.720
  • Sexo: Masculino
  • Ningún ser gatuno salió herido durante este post
    • unocualquiera
    • Ver Perfil
Tremenda reseña.   :adoracion:

Me encanta esa viñeta de Thor volando de espaldas todo feliz.

Sobre el número, para mí es inferior a los números de Cobra y Hyde pero este está en buena línea


No podemos subir tu mensaje Brujo. Se ordenan por fecha de publicación.

UMY 2012 al forero revelación
UMY 2014-2015-2016 al forero más activo
UMY 2015 al mejor moderador
UMY 2016 al mejor forero

Desconectado Elric

  • Atlante
  • ****
  • Mensajes: 1.586
  • Sexo: Masculino
    • Ver Perfil
Me sumo al hilo, que estoy ahora leyendo mes a mes el UM desde sus inicios.

Me he zampado en una semana el MLE del Capi de la Edad Dorada, y me ha encantado, oye. Son historias muy cortitas donde suele haber un misterio a resolver, casi siempre con rollos de fantasmas y asesinatos pero con rollo tipo Scooby Doo. El Capi y Bucky viven en un campamento militar  donde siempre se escaquean y cuando vuelven se encuantran con el jefe del campameto que les echa una bronca y les castiga, así todos los episodios.

Los Centinelas de la libertad es un grupo de jóvenes que cuando se les requiere se juntan para ayudar, idea esta muy del gusto de Kirby, que luego retomaría en Marvel y en DC.

 También me recuerdan a los posteriores comics de terror y misterio de la EC o incluso de los propios de Simon y Kirby que luego harían por su cuenta. Resalto que Kirby aunque aquí aún no es el Kirby de la Silver Age se ve mucho su fuerza narrativa con viñetas que se salen de los márgenes. Muy divertido en su conjunto.

El siguiente a leer es el MLE del Amazing Fantasy, ya voy casi por la mitad. Muy chulo también, números dibujados por Steve Ditko en estado de gracia y un Jack Kirby ya con su estilo reconocido. De nuevo historias de monstruos y alienígenas con final sorprendente, historias del tipo EC o Warren.

Panini: ¡Queríamos Deluxes con lomos redondos! ¡Gracias, ahora si son Deluxes!

Desconectado Spinne

  • Nuevo Mutante
  • *****
  • Mensajes: 750
    • Ver Perfil
Que alegría ver que se ha recuperado de nuevo el hilo.  :birra: Y que mejor momento que éste de confinamiento. Felicidades a Oskar y a Hiperión por estas dos nuevas reseñas.

Respecto a la historia de Thor, me lo veo un poco despreocupado. Tanto en tirarlo al mar (para que se hunda como una piedra, nunca mejor dicho) como en la caída del edificio. Caer desde lo alto de un edificio de New York (que no son bajos precisamente), para él es una simple caída y que no le hará nada a alguien tan poderoso como Gárgola Gris (oye, que el tío es de piedra, en Asgard no sé, pero aquí si tiras un pedrusco de una altura similar ya te digo que no llega abajo entero  :lol:).

Al final del número anterior lo dejan con Jane creyendo que Blake es un cobarde. Aquí, al poco de empezar se resuelve esa situación favorablemente. Como se nota que Thor no es Peter Parker al que este tipo de problemas se le alargan varios números.  :smilegrin: Y hablando del trepamuros, la medida de una hora es estándar del universo Marvel?  El toque petrificado de Gárgola Gris dura lo mismo que la telaraña de Spiderman  :puzzled:

Podemos decir, pues, que la noción equivocada de que el efecto de Gárgola Gris dura 24 horas es un condicionante total para la resolución de este relato.
Y aunque desde el principio se hubiera dicho que el toque dura 24 h seguría siendo incoherente. Yo casi diría que es totalmente un Deus ex Machina. Por qué? El objetivo de Gárgola Gris es Thor y su martillo, a los que ha convertido en piedra, por lo que sabe que hasta que pase X tiempo Thor no volverá a estar disponible, ya que mientras sea de piedra estará protegido por la policia (como Vengador Thor tiene el apoyo de las fuerzas del orden) y no sabe que ha revertido su estado. Además, Gárgola no ha creado grandes daños desde su llegada a New York, su toque es temporal (aunque es cierto que puede ser perturbador que te conviertan en piedra). Por qué no esperar entonces, a poder volver a ser Thor en lugar de todo el tinglado del proyector?  :interrogacion:

De la historia de complemento no puedo decir nada ya que no tengo los Relatos de Asgard  :oops:

 

Carbonate design by Bloc
variant: carbon
SMF 2.0.7 | SMF © 2011, Simple Machines