Universo Marvel 3.0


Noticias: Para estar al día de lo más interesante del foro pincha aquí.
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate

Próxima actualización del Foro UM

En breve comenzaremos la actualización y limpieza del foro. Es posible que el foro deje de estar disponible temporalmente mientras preparamos todo.

Favoritos 1 Favoritos

Autor Tema: Coleccionable La Espada Salvaje de Conan  (Leído 111167 veces)

0 Usuarios y 1 Visitante están viendo este tema.

Desconectado oskarosa

  • Moderador Global
  • Celestial
  • *
  • Mensajes: 69.524
  • Sexo: Masculino
  • Miembro fundador de Los Vengadores Tartessianos
    • Ver Perfil
Re:Coleccionable La Espada Salvaje de Conan
« Respuesta #810 en: 27 Diciembre, 2017, 13:51:12 pm »
He leído Coleccionable La Espada Salvaje de Conan Nº 24.
Tras diversas vicisitudes, por fin puedo retomar la lectura de esta colección, tras mi anterior comentario, con un tomo que incluye tres nuevas aventuras del cimmerio.

“Los habitantes de las profundidades” es un relato escrito por Bruce Jones y dibujado por John Buscema, que cuenta con el entintado de Steve Mitchell en más de la mitad de las páginas, algo que se nota bastante. Jones es un guionista que tuvo una etapa en Conan the Barbarian que no estuvo nada mal, y que aquí realiza un trabajo bastante entretenido, enfocando su argumento más hacia el género del horror que hacia la fantasía heroica. Conan acompaña a una joven en busca de su padre para descubrir unos grotescos seres mitad humanos mitad insectos que pretenden formar un ejército para dominar la región. La historia no está mal, pero tiene un punto extraño que la acerca más a un relato de Poe o Lovecraft que a otra cosa. Buscema está fantástico como siempre, aunque Mitchell no termina de cogerle el punto al estilo del dibujante en algunas ocasiones.

Después regresa Michael Fleisher, que es un escritor con un estilo muy marcado, sobre todo porque tiende a enfocar todas sus historias en torno a la conspiración y a las intrigas palaciegas. En esta ocasión, el envenenamiento de un rey y el secuestro de un príncipe son el punto de partida de la misión en la que Conan se ve envuelto en la historia titulada “¡El que acecha en el laberinto!”. Lo que si me han parecido los textos de apoyo demasiado cargados de ironía y un humor tirando a negro. No sé si esto es fruto de la traducción o simplemente es el tono que quiso imprimirle Fleisher al relato. Me ha llamado mucho la atención. Se siguen colando expresiones poco propias para esta época en los diálogos, pero no es algo tan habitual como al principio; o al menos no es algo tan chocante. Otro aspecto a destacar es el giro final de la historia, el que permite a Conan salir con vida de la aventura, atravesando la pared del laberinto. Si bien es cierto que Fleisher da un par de giros que pueden llegar a sorprender, dentro de cierta lógica en el transcurso de la historia, esta parte me parece especialmente difícil de creer. No sé, que tuviese la precaución de aportar argamasa a los muros, precisamente en esa zona. No sé, aunque la fantasía permita cierto margen, aquí creo que lo ha sobrepasado.

En “El coloso de Shem” regresa a la máquina de escribir Bruce Jones con una propuesta totalmente diferente y un poco arriesgada. Como decía antes, me gusta el estilo de Jones, el cual creo que le saca partido al personaje y el género sin que sufra la esencia del personaje. No obstante, aquí  tenemos algunos elementos que a mí no me terminan de convencer. Desde lo de beber sangre para saciar la sed, algo que supongo que será lógico en la Era Hyboria, pero desde el punto de vista realista no lo acabo de ver. Después está el tema de la criatura que provoca la sequía, la cual resulta ser
Sorry but you are not allowed to view spoiler contents.
Además, ni la enemistad de los hermanos, ni las verdaderas causas de que loa criatura provoque la sequía están convenientemente explicadas, al menos de una forma clara, sino como algo demasiado etéreo. Y la escena final con la lluvia lo corona todo. En fin, historias entretenidas, pero poco desarrolladas, sin demasiado trasfondo y, sobre todo, sin demasiada lógica. Incluso ver como Conan persigue a la criatura sin ningún beneficio propio ya es algo que tampoco encaja demasiado bien.

En el apartado artístico de ambas historias tenemos a la pareja formada por John Buscema y Ernie Chan, viejos conocidos que muestran su estilo habitual, que luce tan bien en el blanco y negro, creo que no hace falta añadir nada más. Por otro lado, comentar que en este tomo volvemos a ver deficiencias en la reproducción, sobre todo en la primera historia, donde el dibujo está muy difuminado en las primeras páginas. Es algo puntual, y no se prolonga muchas páginas, pero es una pena que sean precisamente en las que Buscema se entinta a sí mismo. Me gustaría saber de dónde sacó Dark Horse los materiales, porque en Internet se encuentran escaneados con mayor calidad de la que vemos aquí. Nunca entenderé por qué se hacen este tipo de chapuzas o por qué no se realizan ediciones con más cariño, sobre todo cuando hablamos de recopilatorios, que pueden tener fechas de publicación más holgadas y un calendario más flexible. Es una lástima ver como algunas editoriales maltratan su catálogo editorial.
« última modificación: 27 Diciembre, 2017, 19:20:58 pm por oskarosa »
UMY 2011-2013 al mejor moderador
UMY 2012 al forero más activo
UMY 2013 al mejor forero
UMY 2014-2016, 2019 al forero más trabajador
UMY 2016-2019 a forero sabio
UMY 2018 a toda una trayectoria en el foro

Desconectado oskarosa

  • Moderador Global
  • Celestial
  • *
  • Mensajes: 69.524
  • Sexo: Masculino
  • Miembro fundador de Los Vengadores Tartessianos
    • Ver Perfil
Re:Coleccionable La Espada Salvaje de Conan
« Respuesta #811 en: 27 Diciembre, 2017, 22:53:01 pm »
He leído Coleccionable La Espada Salvaje de Conan Nº 25.
Continuamos con otra tanda de historias autoconclusivas, en las que de momento quedaron atrás las adaptaciones de relatos de autores relacionados con la creación de Howard y donde, en ocasiones, el dibujo está por encima de los guiones, aunque también es cierto que no deja de ser una lectura entretenida. Aunque se haya perdido la profundidad y la calidad de los inicios de la revista. También hay que decir que en esta tanda de episodios se pierde en esta edición historias muy interesantes como el serial protagonizado por Valeria, que está escrito por Roy Thomas y que es una pena que no se recupere de forma autónoma de alguna forma. Planeta ya la publicó en una colección que pretendía recuperar cronológicamente la trayectoria de la rubia pirata, pero se repiten muchos contenidos con respecto a este coleccionable, sino todos a excepción de ese serial. Desde luego, las historias de complemento de esta revista son una cuenta pendiente que ojalá algún día se salde de alguna forma.

Comenzamos con “La búsqueda del cambiante”, un relato en el que vemos a un Fleisher fuera de su parcela habitual en una propuesta algo bizarra en su conclusión. Por otro lado, me da la sensación que la extensión de estas historias, en ocasiones superando las 50 páginas a veces era excesivo, obligando a los guionistas a estirar un poco el argumento, no siempre con demasiada fortuna. En esta historia tenemos un ejemplo de ello, ya que la aventura del cimmerio se va alargando debido a una serie interminable de vicisitudes de lo más estrambóticas en ocasiones. Esto también provoca que la historia sea muy dinámica y con un ritmo trepidante, pero llega un momento en que uno puede llegar a extrañarse de que todo a su paso sea un constante peligro. Por cierto, John Buscema entintándose a sí mismo es una auténtica pasada, dejando escenas que nos muestra a un Conan cercano al Tarzán de Foster, o demostrando sus habilidades para ilustrar a mujeres de infarto en esta serie. Como viene siendo habitual, tenemos un giro argumental justo al final que no puedo decir que no me haya sorprendido, pero también creo que se debería haber dejado algo para la imaginación. Howard también realizó acercamientos a la ciencia ficción, introdujo extraterrestres, pero lo que realiza Fleisher aquí resulta algo bizarro. Además, no sé por qué, esos seres grotescos me recuerdan a un álbum de Superlópez, donde un alienígena cambiaformas venía oculto en una catalítica. Me da la sensación que uno de los dos ha tomado como referencia el trabajo del otro. Después está la agudeza mental de Conan llevada a unos extremos poco creíbles. Tan entretenida como bizarra y poco creíble en ocasiones, la verdad.

“La dama de las nieves plateadas” es posiblemente el mejor relato del tomo, y también de las últimas entregas de la colección. Aquí podemos ver a un Chris Claremont en toda su esencia, en uno de sus acercamientos al género dela espada y brujería. Como suele ser habitual en sus trabajos, tenemos a una protagonista que está lejos de ser una dama en apuros, por mucho que todo comience con una misión de protección. Lo mejor sin duda es la prosa del guionista, acompañado de un delicioso dibujo de estilo pictórico realizado por Val Mayerik. Una pequeña joya, a pesar de que el Patriarca Mutante se saca de la manga una vieja historia de infancia que conecta con el enemigo de la historia actual, algo que retuerce para mi gusto demasiado la suspensión de la realidad. También está esa faceta romántica de Conan, demasiado acentuada también, aunque dentro de la circunstancias que envuelven a la historia no desentona demasiado. Eso sí, personaje tremendo Astriel, digna de formar parte de lo que se ha llegado a denominar las mujeres de Claremont. Sin duda alguna sabe construir personajes femeninos con carácter y determinación como pocos escritores. Es una lástima que el maravilloso dibujo no quede muy bien reproducido, no sé si por los materiales de origen o por el estilo empleado.

Finalmente, regresa Michael Fleisher en una historia dibujada por Alfredo Alcalá, que debo reconocer que es una debilidad mía, además de que su trabajo en blanco y negro luce estupendamente. “El templo de ser de los doce ojos” es la historia en la que se presenta un enemigo que a partir de este momento será recurrente en próximas entregas de la colección, llegando al punto de ser, en mi opinión, un poco pesado. Se trata del pirata Bor'Aqh Sharaq, cuyo odio le llevará a perseguir al cimmerio por todos los confines del mundo con el único objetivo de clamar venganza. Fleisher lo torturará hasta la saciedad, mutilando incluso su cuerpo, pero lo convertirá en lo más parecido a un supervillano de esos que podemos ver en el Universo Marvel incluso. Además, lo dotará de un yelmo característico, de un brazo capaz de empuñar diferentes armas y de una determinación tan grande como la de Conan, sobreviviendo a todo tipo de circunstancias, por muy inverosímiles que nos parezcan. Por lo demás, volvemos al entorno de la piratería, que comienza a ser algo habitual en las últimas entregas de la colección, en un intento de explorar una faceta del personaje en entornos ligeramente diferentes a los actuales, además de permitir mayor margen de movimiento por la Era Hyboria. También cabría destacar la narrativa de dos tramas de forma simultánea, hasta confluir en un punto al final, algo que no suele ser habitual en esta serie. Y, por supuesto, el giro final, en el que el monstruo tiene muchas similitudes con un extraterrestre. Parece que Fleisher comienza a tener una fijación, esperemos que se le pase.
UMY 2011-2013 al mejor moderador
UMY 2012 al forero más activo
UMY 2013 al mejor forero
UMY 2014-2016, 2019 al forero más trabajador
UMY 2016-2019 a forero sabio
UMY 2018 a toda una trayectoria en el foro

Desconectado oskarosa

  • Moderador Global
  • Celestial
  • *
  • Mensajes: 69.524
  • Sexo: Masculino
  • Miembro fundador de Los Vengadores Tartessianos
    • Ver Perfil
Re:Coleccionable La Espada Salvaje de Conan
« Respuesta #812 en: 28 Diciembre, 2017, 22:31:07 pm »
He leído Coleccionable La Espada Salvaje de Conan Nº 26.
En este volumen volvemos a la estabilidad del procesador de textos, con la presencia de Michael Fleisher, que sigue más o menos en su línea habitual, destacando la presencia de John Buscema en la elaboración de un guion, algo que se repetirá en más ocasiones en próximas entregas. Llama la atención como este escritor utiliza los cuadros de texto para hacer partícipe de la historia al propio lector, más enfocado a una oratoria sarcástica o en clave de humor en ocasiones que una narrativa simple. También repite muchas expresiones, llegando uno a pensar que en la Era Hyboria todas las mujeres son de ojos endrinos. De todas formas, más allá de sus tics, su tendencia a la dramatización un poco exagerada o su manera de rellenar las historias con un Conan selvático al que atacan todo tipo de criaturas de la naturaleza, reales o ficticias, las historias de Fleisher son ante todo entretenidas y bastante dinámicas, lo cual ya de por sí es garantía de entretenimiento en el género de la fantasía, lo cual queda refrendado con el arte del dibujante John Buscema, posiblemente el principal pilar de esta colección durante este periodo.

Comenzamos “El dominio del murciélago”, un relato que nos devuelve al Conan del desierto, líder de zuagires y asaltador de caravanas, que acaba involucrado en una intriga palaciega con el sucesor de un rey que sufre las maquinaciones de su esposa. Si en el anterior volumen veíamos un ejemplo de crítica social en el que mediante diferentes ardides se intentaba que una mujer llegara al trono sin tener que delegar en su hermano, ahora le toca el turno a los desfavorecidos, deformes o mutilados, en otro ejemplo pequeño ejemplo de ir contracorriente de la sociedad medieval de la que esta época toma su referencia en cierto modo. Prácticamente es una versión de Juego de tronos, pero al particular estilo de Fleisher, que posiblemente no tenga ninguna relación con la famosa Jessica Fleisher, pero le gusta bastante dar giros finales a lo Agatha Christie en sus guiones, como se puede ver en esta misma historia. Además, nos cuela de rondón otro relato anexo con el rapto de unas extrañas criaturas que montan sobre gigantescos murciélagos. Esta es una de esas ocasiones en las que a mí me parece que le guionista se va de las ramas, te lo pasas bien, pero a fin de cuentas se distancia demasiado de la trama central, sin mayor objetivo que el completar el cupo de páginas.

Por cierto, John Buscema generalmente está genial, pero se ve raro cuando entintadores de todo tipo de estilos se encargan de su trabajo. Alfredo Alcalá, Joe Chiodo, y Ricardo Villamonte son grandes artistas y su trabajo en blanco y negro suele ser bastante bueno, algo que ya ha quedado demostrado en esta revista en más de una ocasión, pero aquí la estética final es un poco rara, como si fuese una mezcla de pintura al óleo o una especie de aguada.  No está mal, pero creo que le sienta mucho mejor a esta reproducción el entintado de Ernie Chan que vemos en el resto de historias, con mucha mejor definición y un trato de las luces y las sombras que transmite mucha más fuerza. Y es que si bien es cierto que la imagen icónica de Conan es responsabilidad de John Buscema, Ernie Chan también tiene parte de mérito e hizo lo que estuvo dentro de sus posibilidades para continuar el legado, a pesar de que careciese del talento narrativo del maestro. No obstante, como pareja de baile no estaba nada mal.

“Los habitantes de las cavernas” cuenta con un argumento de John Buscema, al que Fleisher obvia de sus cuadros de texto enfáticos, devolviéndonos en cierta forma al estilo más clásico y reconocible del personaje. Se nota mucho la mano del dibujante en esta historia, que también bebe de esa narrativa directa del artista, sin desviarse en situaciones que parecen de relleno. También se observa a esa faceta de héroe desinteresado que lucha por los desfavorecidos, aunque sea a su peculiar manera. Pero lo más interesante es cuando descubren a una sociedad esclavizada por un mercenario a la cual intenta ayudar, pero no lo aceptan. Esto nos deja una interesante reflexión aplicable al a sociedad actual, donde por mucho que afirmemos ser libres siempre somos esclavos de algo de forma voluntaria incluso, como los habitantes de este pueblo que prefieren vivir bajo el yugo de un tirano a ser presas de su propias decisiones. Sí, ya lo creo que se nota la mano de Buscema aquí, porque Fleisher es un guionista mucho más superficial, al menos en lo que se ha visto en esta colección hasta el momento.

Finalizamos con “Los demonios de la llama”, una historia en dos partes que continúa en el siguiente volumen, lo cual ya es toda una novedad en las últimas entregas del a colección, ya que los guionistas han optado por el relato autoconclusivo desde hace tiempo. De nuevo volvemos a uno de los temas recurrentes del guionista: reyes codiciosos que contratar a Conan  y después de verlo en acción temen que se vuelva contra ellos. La verdad es que visto así es una estupidez que precisamente ellos sean los responsables de acelerar algo que temen, porque el cimmerio desde luego no es alguien fácil de matar. Destacar también la presencia de un zombi, la manera un tanto forzada de incluir el guionista elementos de fantasía en historias que realmente funcionan bien sin ellos. A veces incluir un monstruo, un brujo estigio o este tipo de elementos debe hacerse con cierto sentido, y no incrustado ahí como si pareciese que sobra. Ese es quizá uno de los grandes problemas de Fleisher, que cuando se mete en la fantasía, no acaba de compaginarla bien con su tono medieval habitual, más propio de intrigas palaciegas y rencillas de reinos que de mundos de fantasía con dragones y magos.  Pero, bueno, como decía al principio, sí consigue hacerte pasar un rato muy entretenido, que no me parece algo desdeñable tampoco.

Para terminar, volvemos al tema de las traducciones. No me gustar ser pesado, intento no sacar el tema demasiado, pero es que nuestro querido traductor sigue escribiendo diálogos para el siglo XXI en lugar de para la Edad Hyboria. Ver en boca de los personajes un “tontos del culo”, un “¡qué cojones!”, “¡Coño!” o expresiones similares es que le choca a cualquiera, por mucho que estés abstraído en la lectura. Después ves la prosa de los textos y la verdad es que está muy bien, algo que ha demostrado con textos de Thomas o con el propio Claremont en el tomo anterior. Sin embargo, cuando se trata de escribir los diálogos, no paran de colarse algunas “perlas” que no sé cómo es que nadie le dijo nada a este buen hombre. Lo peor de todo es que es el traductor fijo del personaje y solo le he visto este tipo de detalles en esta colección, o quizá es que son más acusados aquí, no lo sé. Desde luego, hay cosas que son inexplicables en este mundo y en cualquier otro.
UMY 2011-2013 al mejor moderador
UMY 2012 al forero más activo
UMY 2013 al mejor forero
UMY 2014-2016, 2019 al forero más trabajador
UMY 2016-2019 a forero sabio
UMY 2018 a toda una trayectoria en el foro

Conectado miguelito

  • Asgardiano
  • ***
  • Mensajes: 9.288
  • Sexo: Masculino
  • Los disléxicos también somos persianas
    • Miguelito
    • Ver Perfil
Re:Coleccionable La Espada Salvaje de Conan
« Respuesta #813 en: 28 Diciembre, 2017, 23:08:11 pm »
Yotalmente de acuerdo en lo de las traducciones. Seguro que Manolo tiene algo que decir al respecto  :lol: :lol:
Hilo de ventas



I came to explore the wreck. I came to see the damage that was done and the treasures that prevail.

Conectado manolo

  • Celestial
  • ***
  • Mensajes: 73.221
  • Sexo: Masculino
  • ¡¡CÓMPRALO!!
    • Ver Perfil
Re:Coleccionable La Espada Salvaje de Conan
« Respuesta #814 en: 28 Diciembre, 2017, 23:17:43 pm »
Es una verguenza.
Cuando me he encontrado esas perlas, rio por no llorar.
Es muy raro que nadie supervise el trabajo del traductor.
"No hay bestia tan feroz
que no conozca algo de piedad".

"Si uno comienza por permitirse un asesinato pronto no le da importancia a robar, del robo pasa a la bebida y a la inobservancia del día del Señor, y se acaba por faltar a la buena educación y por dejar las cosas para el día siguiente."

Conectado miguelito

  • Asgardiano
  • ***
  • Mensajes: 9.288
  • Sexo: Masculino
  • Los disléxicos también somos persianas
    • Miguelito
    • Ver Perfil
Re:Coleccionable La Espada Salvaje de Conan
« Respuesta #815 en: 28 Diciembre, 2017, 23:42:14 pm »
Si, porque ese tipo de perlas, te sacan un poco de contexto y eliminan la magia de la lectura.
Hilo de ventas



I came to explore the wreck. I came to see the damage that was done and the treasures that prevail.

Conectado manolo

  • Celestial
  • ***
  • Mensajes: 73.221
  • Sexo: Masculino
  • ¡¡CÓMPRALO!!
    • Ver Perfil
Re:Coleccionable La Espada Salvaje de Conan
« Respuesta #816 en: 28 Diciembre, 2017, 23:57:07 pm »
Hay quien quiere hacer bien su trabajo y quien no.
Como en todos lados.
"No hay bestia tan feroz
que no conozca algo de piedad".

"Si uno comienza por permitirse un asesinato pronto no le da importancia a robar, del robo pasa a la bebida y a la inobservancia del día del Señor, y se acaba por faltar a la buena educación y por dejar las cosas para el día siguiente."

Desconectado oskarosa

  • Moderador Global
  • Celestial
  • *
  • Mensajes: 69.524
  • Sexo: Masculino
  • Miembro fundador de Los Vengadores Tartessianos
    • Ver Perfil
Re:Coleccionable La Espada Salvaje de Conan
« Respuesta #817 en: 30 Diciembre, 2017, 23:33:33 pm »
He leído Coleccionable La Espada Salvaje de Conan Nº 27.
Seguimos con la etapa de Michael Fleisher, el escritor encargado de escribir los guiones de las tres historias incluidas en este tomo. Aquí el autor regresa sobre sus fueros, con su temática habitual de conspiraciones e intrigas palaciegas, donde nuestro protagonista se ve envuelto en la mayoría de las veces de forma involuntaria. También se puede volver a apreciar esos textos de apoyo que hablan con el lector, que utilizan un tono sarcástico y de un humor algo negro. A veces no está mal incluir ese contraste, mientras que en otras ocasiones la verdad es que resulta un poco cargante, quizá resta un poco de pica a los relatos. Por lo demás, continuamos con historias muy entretenidas que bajo mi punto de vista estamos más cerca de lo medieval que de la fantasía heroica, por mucho que entre ambas haya un nexo de unión y una relación más que obvia. Un trabajo muy discreto el de Fleisher en esta serie, al menos de momento.

Empezamos con “Los demonios de la llama (II)”, que como bien indica el propio título es la segunda parte del relato con el que nos despedíamos en el volumen anterior, siendo una de las pocas historias divididas en dos entregas en bastante tiempo. Posiblemente porque debido a los contenidos la extensión habitual de 50 páginas, más o menos, fue dividida en dos. La verdad es que en esta parte final no tenemos apenas desarrollo, y contamos con el enfrentamiento de Conan, que cuenta con el habitual giro sorpresivo de Fleisher para revelar la astucia del cimmerio, siendo él el que sorprenda tanto a su enemigo como al lector. John Buscema y Ernie Chan coreografían la batalla continua de esta historia con su peculiar estilo. No me cabe la menor duda de que cuando falte el maestro la revista va a perder a uno de sus principales exponentes.

“El coloso de Argos” es la versión de Fleisher de la conocida y mítica historia del Caballo de Troya, mezclada en cierta forma con una referencia sutil a la construcción del coloso de Rodas, una de las siete maravillas del mundo antiguo, que por desgracia fue destruida. De nuevo entran en liza guerras entre reinos que intentan ampliar sus fronteras, un escultor envidioso de la gloria de un compañero de profesión y los deseos de un rey bonachón, dispuesto a sacrificar a algunos de sus hombres para salvar miles de vidas. Conan tendrá su papel de héroe habitual, aunque también es un poco secundario de los acontecimientos. También se acrecienta su faceta honorable, sin dejarse llevar por las insinuaciones de una reina joven y ardorosa. Una vez más, podemos observar como Fleisher se extiende en aspectos de la historia que acaban resultando puro relleno y sin ningún tipo de trascendencia. El acto de celos de la bailarina es el más evidente, a pesar de que tiene cierta conexión  con el desenlace final y su rechazo a ser rey en lo que él considera que es antes de lo que el destino le tiene previsto. Pero a pesar de todo, tenemos una pelea de más ahí. Y después tenemos el retraso de la construcción de la cabeza, que tampoco tiene demasiado sentido, más allá de la escusa del guionista para colarnos un par de monstruos sin los que esta historia en particular podía haber seguido sin problemas. Bajo mi punto de vista, esto es lo que ocurre cuando un autor tiene que escribir una historia de un número determinado de páginas, sin tener en cuenta que lo que tiene que contar quizá no necesite tantas. En el apartado gráfico regresa Alfredo Alcalá, que realiza un gran trabajo, muy adecuado para el tono de la trama. Ya lo he dicho en alguna ocasión, este artista es una debilidad mía, aunque quizá como entintador brilla mucho más. No obstante, como dibujante no es que lo haga precisamente mal, creo yo.

Finalmente, tenemos “El palacio del Placer”, que de nuevo reúne al tándem artístico formado por John Buscema y Ernie Chan, tan sólido como suele ser habitual, aunque el bueno de John solo realice bocetos.  Aunque toda historia en la que las mujeres hermosas tengan un papel importante y esté presente John Buscema ya es suficiente acicate, aquí tenemos una pequeña exploración sobre las diferentes inclinaciones sexuales de los ricos de la Era Hiboria, algo que seguramente es perfectamente extensible a nuestra propia época. Mujeres hermosas, un prostíbulo muy particular y la, como suele ser habitual, conspiración pertinente para matar al rey, en este caso al de Zamora. Me ha llamado la atención que Conan admita que es la primera vez que viaja a Shadizar, algo que de ser cierto situaría a este relato antes de Conan the Barbarian #5, donde se adapta el poema de Howard "Zukala's Hour", aunque a saber si Fleisher pensó en eso deliberadamente o fue algo que introduce en los diálogos sin más para enfatizar la sorpresa de Conan ante ciertas fantasías sexuales, que para él son algo incomprensibles. Pero lo más interesante es como intenta demostrar su inocencia ante las acusaciones de su intento de matar al rey, sin demasiada fortuna, y cuando consigue escapar de su sentencia de muerte no hace otra cosa que intentar salvar la vida de aquel que le había condenado sin darle ni un poco de crédito a sus afirmaciones, incluso después de haber sufrido él mismo algo similar. Está un poco en los límites de la credibilidad, creo yo. Tampoco acabo de encajar del todo la reacción del cimmerio ante la visión de su madre, algo normal en cualquier otra persona, pero no en alguien criado con unas costumbres tan particulares como los cimmerios, tal y como ha quedado reflejado en multitud de sus aventuras o en las pocas historias en las que se ha retratado su relación con sus padres y su regreso puntual a su Cimmeria natal. Realmente funciona bien dentro del planteamiento de Fleisher, pero a mí deja la sensación de que hay algo que no está del todo bien, aunque realmente no sepa explicar el qué. De todas formas, yo sigo disfrutando de este viaje a la Era Hyboria, del que aún queda un largo camino que recorrer.
UMY 2011-2013 al mejor moderador
UMY 2012 al forero más activo
UMY 2013 al mejor forero
UMY 2014-2016, 2019 al forero más trabajador
UMY 2016-2019 a forero sabio
UMY 2018 a toda una trayectoria en el foro

Desconectado oskarosa

  • Moderador Global
  • Celestial
  • *
  • Mensajes: 69.524
  • Sexo: Masculino
  • Miembro fundador de Los Vengadores Tartessianos
    • Ver Perfil
Re:Coleccionable La Espada Salvaje de Conan
« Respuesta #818 en: 31 Enero, 2018, 21:44:42 pm »
He leído Coleccionable La Espada Salvaje de Conan Nº 28.
Seguimos con la etapa de Michael Fleisher, en la que se nos presenta una serie de historias bastante irregulares en todos los aspectos, tanto argumentalmente como gráficamente. Estamos ante un puñado de relatos entretenidos, pero en los que se suele apreciar la sensación de argumentos alargados para mantener la paginación habitual del a revista, así como la particular aportación del autor al Universo Hyborio, que cada vez se aleja más y más del canon marcado por Roy Thomas, que tenía una fuerte base literaria y un afán por completar huecos en la obra de Howard. Al final, todo queda reducido a un conjunto de historias de fantasía heroica que tienen a incluir una serie de elementos básicos, repitiendo la fórmula hasta la saciedad. Por otro lado, la edición continúa dejándonos perlas en la traducción como expresiones tan contemporáneas como "¿Qué coño?", "tontos del culo" o "la mar de contento", por citar algunas que me vienen a la mente, que no terminan de sacarme de la lectura, pero chocan una barbaridad en medio del uso de un lenguaje más propio del medievo con palabras como meretriz, alcoba y otras similares. Pero, bueno, está claro que esto ya es una batalla perdida y que nadie parece darle una mayor importancia.

Comenzamos esta entrega con "El demonio de las sombras", una historia dividida en dos partes, posiblemente de forma fortuita, porque da la sensación que originalmente fue concebida para publicarse en un solo número del magacín, pero acabó dividida en dos de una forma un poco abrupta. Tenemos el regreso de Bor'aqh Sharaq, tras su aparición en el número 75 de la revista, donde se le daba por muerto, pero realmente estaba de parranda. Como ya dije en su día cuando comenté le tomo 25, este pirata se convierte en un villano recurrente, aunque me llama la atención que se resuma en dos ocasiones lo sucedido en su anterior aparición, desde la perspectiva de Conan y desde la de Sharaq, pero Fleisher no se molesta en explicarnos como demonios salió con vida del encuentro con el ser de los doce ojos. Parece como si la cuestión fuese rescatar el villano sin más. Más allá de eso, tenemos una continuación directa, viendo como Conan hace aquello que prometía al final de la mencionada historia del 75, afirmando que iba a vender las joyas en Messantia. Al menos hay que reconocer que el guionista respetaba ese aspecto de la cronología que él mismo estaba forjando. A partir de ahí se saca de la manga un enrevesado guion en el que varios quieren saber el paradero de las joyas que ha vendido, un trama que no es olvidada del todo, pero que su remate es un poco pobre, porque el coleccionista que envía a los asesinos parece conformarse con no saber del paradero de estos. De todas formas, creo que esto no acaba aquí, por lo que puede que tenga alguna continuidad aparte del pirata, que en algún momento se convierte en un recurso algo pesado e insistente.

Las tramas de Fleisher tiene el problema de no presentar una solidez suficiente. Sharaq se reencuentra con su odiado enemigo por una serie de azarosos eventos que me parecen más un cúmulo de casualidades que otra cosa. Además, el viaje del cimmerio se ve retrasado por eventualidades enfrentamientos con gigantes ciclópeos y oportunos cangrejos gigantes, como si llegar al desenlace de la historia fuese algo que hay que retrasar todo lo posible, para finalmente rematar con un intercambio en el sacrificio que salvará al mundo. En fin, una historia entretenida, pero ejecutada de una manera un poco torpe. El apartado gráfico salva un poco los muebles, pero solo un poco, con la presencia de Alfredo Alcalá, que pese a ser un gran dibujante, muestra muchas carencias y se echa en falta la mano el lápiz de Buscema aunque solo sea abocetando. No obstante, esas técnicas de dibujo, con un buen domino de las luces y las sombras, perfectas para la edición e blanco y negro dan un poco de empaque al resultado final, que no deja de ser una historia mediocre del género, sin demasiados elementos destacables.

Después tenemos un pequeño relato de seis páginas, "Cazadores y presas", cuyo título no deja margen a la interpretación y que por si acaso el propio Conan apostilla en la escena final. Lo pero de todo, aunque el relato no es muy allá que digamos, es que ne esta edición se han olvidado de incluirlo en el índice, y como originalmente los autores solo fueron acreditados en el índice, pues queda ahí en medio en tierra de nadie y sin indexar. Alan Zelenetz es el guionista, que juega un poco con el concepto de fábula en una historia de la juventud de Conan. Lo peor sin duda es el dibujo de Mary Wilshire, una artista que destacó más en Crazy Magazine o el cómic undenrground que en cualquier otro trabajo de Marvel. Su estilo no solo no pega nada, sino que es demasiado sucio y a mí no me parece adecuado para el tono de la historia. Los textos transmiten una cosa y los rostros otras. Un complemento para rellenar páginas que incluso Planeta parece haber pasado por alto en su índice, eso lo dice todo, creo.

"El demonio oscuro de Raba-Than" sigue una línea muy similar, con la salvedad de que el dibujo de Mal Mayerik se apercibe algo deslucido, seguramente por la calidad de las reproducciones originales. Tampoco está al nivel de los mejores trabajos del artista, que sí muestra unas viñetas recargadas, pero se pierden muchos detalles. La historia nos lleva a un momento de la juventud del cimmerio, cuando ejercía como ladrón y roba a un noble parte de sus riquezas así como a su mujer. Después se ve envuelto en una trama de un monstruo maldito, similar al yeti, pero que nos deja uno de esos giros sorprendentes muy propios del género del terror, más que de la fantasía. Aunque ne realidad es una buena combinación de ambas, lo cual da cierto sentido a la presencia de Mayerik. También hay que reconocer que está mucho mejor estructurada que la anterior, a pesar de que se cuelan aspectos que siguen transmitiendo el alargamiento innecesario del argumento, como la presencia de esa extraña tribu de montañeses, con una cultura que choca un poco con las convicciones del protagonista, pero que respeta más para seguir con vida que otra cosa. 

Finalizamos con "La hija del rey Dios", donde Fleisher regresa a uno de los temas más habituales en las aventuras del cimmerio: el rescate de princesas de malignos hechiceros. Yo creo que el escritor no puede utilizar más tópicos en sus argumentos. Lo peor de todo es que tras 47 páginas la historia concluye con un cliffhanger en toda regla, donde parece que por fin veremos la pelea entre el bárbaro y el mago. En esta ocasión contamos con la presencia de Gil Kane, entintado por Nestor redondo y Danny Bulanadi, lo que ofrece un resultado final un poco extraño, porque cada entintador imprime su propio estilo a los lápices del dibujante, aunque se deja entrever el trazo de Kane en muchos aspectos como los rostros, el pelo, entre algunos de los rasgos más característicos de este fenomenal dibujante, que a mí particularmente me parece que donde más destaca es en su movimiento del cuerpo humano y su composición de páginas, con una perspectiva en narrativa que combina muy bien la espectacularidad con la eficiencia narrativa. Más allá de eso, destacar que la historia está segmentada en capítulos, lo que nos lleva a su vez a un esquema argumental demasiado evidente, casi como si estuviese concebida para ser publicada por entregas. También me parece remarcable comentar que volvemos a la etapa del cimmerio como dirigente de los afghulíes, aunque parece más una excusa para proveer al personaje de un nutrido ejército con el que combatir que otra cosa. Por no hablar del capítulo dedicado a detener un ataque a un poblado, donde creo que se abusa de la sensiblería con respecto a la niñez del protagonista. Conan alguien noble y se rige por un estricto código de conducta, pero nunca ha mostrado síntomas de una especie de trauma infantil por ataques a su Cimmeria natal. Fleisher creo que se sale un poco de lo preestablecido, y no para bien precisamente. Parece que llegamos a una época un poco floja de la colección, espero que no dure demasiado y retomemos un poco al menos la sensación de lectura entretenida y con argumentos más sólidos.
UMY 2011-2013 al mejor moderador
UMY 2012 al forero más activo
UMY 2013 al mejor forero
UMY 2014-2016, 2019 al forero más trabajador
UMY 2016-2019 a forero sabio
UMY 2018 a toda una trayectoria en el foro

Desconectado Morgan 2017: Islamabad

  • Moderador
  • Primigenio
  • *
  • Mensajes: 16.445
  • Sexo: Masculino
  • Impecable Criterio Garantizado
    • Ver Perfil
Re:Coleccionable La Espada Salvaje de Conan
« Respuesta #819 en: 31 Enero, 2018, 22:18:45 pm »
Qué sepas oskarosa que se te lee con mucho interés y también con cierta envidia, pues a pesar del bajón que has notado en las historias, algunos nos quedamos en el tomo 24, por falta de espacio y, en mi caso, elegí el corte además de por la marcha de Thomas, también por recomendación de Taneleer Tivan (si bien por supuesto él lo tiene todo de todo, estoy seguro).

Saludos :birra:
« última modificación: 31 Enero, 2018, 22:20:34 pm por Morgan: Challenger of the Unknown »

Desconectado oskarosa

  • Moderador Global
  • Celestial
  • *
  • Mensajes: 69.524
  • Sexo: Masculino
  • Miembro fundador de Los Vengadores Tartessianos
    • Ver Perfil
Re:Coleccionable La Espada Salvaje de Conan
« Respuesta #820 en: 31 Enero, 2018, 22:22:08 pm »
Seguidme, que hay carrete para rato aquí. No sé si me vais a disfrutar más que a sufrir.  :lol:  :birra:

A Taneeler lo tendréis muy pronto en una nueva entrega de su thriller hyborio. Y sí, me consta que lo tiene todo.  :thumbup:
UMY 2011-2013 al mejor moderador
UMY 2012 al forero más activo
UMY 2013 al mejor forero
UMY 2014-2016, 2019 al forero más trabajador
UMY 2016-2019 a forero sabio
UMY 2018 a toda una trayectoria en el foro

Desconectado oskarosa

  • Moderador Global
  • Celestial
  • *
  • Mensajes: 69.524
  • Sexo: Masculino
  • Miembro fundador de Los Vengadores Tartessianos
    • Ver Perfil
Re:Coleccionable La Espada Salvaje de Conan
« Respuesta #821 en: 01 Febrero, 2018, 21:37:20 pm »
He leído Coleccionable La Espada Salvaje de Conan Nº 29.
Este tomo me ha gustado más que el anterior, posiblemente porque se recupera la calidad gráfica esperada, además de que los argumentos presentan una mayor solidez. También hay contenidos muy interesantes, que si bien es cierto que no suplen del todo la ausencia de los artículos o las historias de complemento que no están protagonizadas por Conan, me ha parecido una aportación positiva a esta nueva edición. No quiero resultar pesado con el tema de las traducciones, pero es que después de leer expresiones como "una sorpresa del carajo" no puedo evitar al menos sorprenderme, y que algo así pase cualquier filtro de revisión de una traducción antes de publicarse. Aunque sigo pensando que este traductor donde realmente flaquea es en los diálogos, porque en la prosa no lo hace nada mal Incluso tenemos un relato en verso, que está bastante bien traducido, aunque se pierde un poco la lírica de la rima, eso sí. Pero, claro, si nadie le dice nada, él pensará que lo hace fenomenal.

Comenzamos con "La venganza del hechicero", un a historia que sirve para que Fleisher culmine el argumento iniciado en "La hija del rey Dios", con un pequeño resumen antes de su continuación. Es curioso, como cuando este tipo de recopilaciones se leen a un ritmo más pausado, como este tipo de recursos narrativos no son un lastre, sino que te ayudan a recordar donde quedó todo. Si por el contrario te lees las dos partes en una tarde, tienes la sensación que te sobran un puñado de páginas. De todas formas, el guionista mete un poco de relleno aquí y allá, como encontronazos con acólitos del brujo que parecen pensados para que la paginación cuadre con lo que necesita la revista. Incluso esa presión mágica que ejerce el hechicero sobre la princesa cae un poco en el olvido cuando se trata de salir de la ciudad en busca del villano. O esos monjes caritativos que se vuelven malignos y perniciosos en la viñeta siguiente. Dentro de lo que cabe, la historia no está mal, y tiene un buen remate, muy lógico y orgánico en el modo de actuar del cimmerio, pero también deja la sensación de final un poco abierto, como los relatos de Howard. En la parte gráfica seguimos teniendo a Gil Kane, del que más allá de algunos de sus rasgos significativos, o su narrativa, apenas se vislumbra poco más, aunque no sea precisamente poco. Sin embargo, el trabajo de Luke McDonnell es poco agraciado visualmente y desde luego no encaja muy bien con el arte del maestro. El croata Zoran Vanjata se encarga del entintado y aunque realiza un trabajo solvente, no consigue salvar los muebles del todo. Y es que a pesar de figurar en los créditos el nombre de un grande como Gil Kane, el resultado final es un poco pobre.

En este volumen también se rescata el relato de texto "El león de las olas", escrito en verso por Alan Zelenet, que aporta cierto contexto a una serie de soberbias ilustraciones de Pablo Marcos, que recupera la relación de Conan con la pirata Bêlit, aunque debo decir que queda rebajada a una damisela en apuros, cuyo rescate a cargo de su amado nos deja perlas como "yo te entrego mi llave", en lo que me ha parecido una clara alusión a contenidos sexuales, propios de los desenlaces de las aventuras de nuestro protagonista, que al final siempre acaba teniendo su ración en sus diferentes desventuras. Me gusta mucho el trabajo de Pablo Marcos, con ilustraciones de bella factura, donde predomina esa utilización de las luces y las sombras de manera espectacular. Al final del tomo tenemos un experimento similar realizado pro Ernie Chan, mucho más simplista en su factura, ya que el dibujante filipino resume el argumento de una serie de pin-ups que muestran escenas correlativas, donde Conan salva a una muchacha de las garras de un sacerdote kushita, para después dejarnos solo las ilustraciones que relatan una historia visual, sin textos ni diálogos. No deja de ser un ejercicio de narrativa más, bajo el título "La escapada del templo", donde podemos ver el estilo 100% del filipino, que a mí me gusta, aunque siempre se ha criticado mucho su tendencia a copiar a Buscema. Lejos del talento del neoyorquino, Chan realiza un buen trabajo, muy agradecido en el formato en blanco y negro.

Pero la mejor historia del tomo es sin duda "La armadura de Zuulda Thaal", donde tenemos el regreso de John "Big" Buscema en todo su esplendor, entintado por Ernie Chan, la pareja de oro de la serie a color Conan the Barbarian. Ambos demuestran que han forjado el canon del aspecto visual de Conan, ya sea en color o en blanco y negro, invitándonos a disfrutar de un relato que está en consonancia con al esencia del personaje. En los créditos se indica a Michael Fleisher como el guionista total de la historia, pero no me extraña que Buscema aportase aquí algo, como sucederá más adelante, siendo acreditado como argumentista de varios relatos del cimmerio. De todos es conocido su pasión por el cimmerio, y con la ausencia de Thomas es posiblemente el que mejor conoce al bárbaro, por lo que cuando se implica un poco en la confección de la historia se nota un poco. Tampoco es nada del otro mundo, pero transpira un poco de la épica perdida en el volumen anterior, con una misión que recuerda al esquema de muchos relatos mitológico, con la búsqueda de un objeto mágico, que para conseguir hay que superar ciertas pruebas, aunque Fleisher transforme dichas pruebas en monstruos de toda índole, lo cual le viene muy bien a su particularidad narrativa, en la que suele colar este tipo de encuentros con los fantástico de esa forma. También está la traición, el regreso a la época en la que el cimmerio lidera a los zuagíres, así como a un detalle cronológico que sigue poniendo de manifiesto como el guionista pretende establecer a su manera la sensación de que todo esto tiene una consecución temporal, recuperando elemento que ya presentó en otras historias como los murciélagos gigantes y sus jinetes salvajes. Desde luego está lejos del nivel de Thomas, ni en conocimiento ni en ejecución, pero se agradece que se establezcan puntos de conexión, para evitar que se sienta que leemos una serie de relatos inconexos sin más, dando un poco de cohesión al Universo Hyborio en la versión marvelita, aunque esté un poco alejado del creado por Howard. Esto es algo que se repetirá en sucesivas entregas y que quizá es uno de los aspectos más destacables de Fleisher, capaz de escribir historias entretenidas y sólidas, igual que nos muestra su faceta más mediocre e insulsa. Una de cal y otra de arena, mientras nos acercamos al número 100 de la colección original. Un auténtico hito dentro de los magacines en blanco y negro de Marvel; y aún nos queda más de la mitad del camino por recorrer.
UMY 2011-2013 al mejor moderador
UMY 2012 al forero más activo
UMY 2013 al mejor forero
UMY 2014-2016, 2019 al forero más trabajador
UMY 2016-2019 a forero sabio
UMY 2018 a toda una trayectoria en el foro

Desconectado oskarosa

  • Moderador Global
  • Celestial
  • *
  • Mensajes: 69.524
  • Sexo: Masculino
  • Miembro fundador de Los Vengadores Tartessianos
    • Ver Perfil
Re:Coleccionable La Espada Salvaje de Conan
« Respuesta #822 en: 12 Febrero, 2018, 20:31:15 pm »
He leído Coleccionable La Espada Salvaje de Conan Nº 30.
Esta entrega ofrece un material regulero en líneas generales, donde volvemos al relato autoconclusivo y a la presencia de diversos autores a pesar de seguir inmersos en la etapa guionizada por Michael Fleisher. Respecto a la edición española destacar que a partir de este momento veremos como en cada entrega de la colección se incluye el material procedente de solo dos números de la revista, principalmente porque las historias de complemento también estarán protagonizadas por Conan, a diferencia que en números anteriores del magacín, donde los protagonistas eran otros personajes de Howard. Acertadamente, Planeta opta por incluir números USA completos, sin cortar las historias, ni hacer divisiones extrañas, lo cual es de agradecer, teniendo en cuenta el maltrato de las traducciones, aunque este tomo no he visto nada especialmente raro, ni expresiones contemporáneas. No siempre tenemos aspectos negativos, todo hay que decirlo.

Iniciamos esta entrega con la historia titulada "La isla del cazador", en la que Fleisher cuenta con la presencia del artista John Buscema, entintado por Rudy Nebres. A pesar de tener en el tablero de dibujo al mayor de los Buscema, junto a uno de los grandes entintadores filipinos de la época, la verdad es que el resultado final es peor de lo esperado. En los planos cortos cuesta reconocer a ese icono pulp que moldeara el dibujante y que pasara a la historia del medio. También parece haber quedado atrás esa profusión de detalles en las viñetas, muchas de ellas sin fondos y con trazos irregulares. No se puede hablar de un mal dibujo, pero sí de una calidad inferior a la esperada en ambos artistas, que han demostrado en la revista en sobradas ocasiones que lo saben hacer mucho mejor.

En el terreno argumental tenemos una historia tan simple como efectiva dentro de los términos del entretenimiento. Fleisher utiliza la fantasía heroica para una trama que nos recuerda a las películas de acción de los ochenta, donde gente con dinero utiliza al hombre como presa, hasta que entre las supuestas víctimas aparece el protagonista de turno. En esta ocasión sustituimos al Jean-Claude Van Damme de "Blanco Humano" por Conan el cimmerio y ya tenemos la historia. Incluimos a la ecuación dos gemelas rubias que utilizan al cimmerio con un botín como reclamo, así como una bestia marina dominada por una caracola y los soldados turanios que han puesto recompensa a la cabeza del líder de los zuagíres; y Fleisher nos presenta su propuesta tan poco original como entretenida. A este relato le acompaña un poema de Alan Zelenetz, ilustrado por Pablo Marcos, que no es más que una forma de dar vida a las magníficas ilustraciones del peruano que muestran una pelea de bar con el embozado cimmerio como protagonista. Lástima de esa reproducción blanquecina, que no permite apreciar del todo los detalles del dibujo, bastante espectacular y dinámico. 

"Los jugadores empedernidos de Asgalun" se acerca un poco a la esencia de la fábula, con dos hermanos que se distraen de una vida ociosa con las apuestas. Conan se verá involucrado en los tejemanejes de ambos cuando lo contratan para rescatar a su hermana. De nuevo el apartado gráfico se resiente un poco, a pesar de contar con los lápices más que cualificados de Alfredo Alcalá, utilizando la herramienta zip-a-tone la cual le permite esos sombreados tan característicos de su trabajo. No obstante, también se aprecia cierto apresuramiento en el acabado, posiblemente por las fechas de entregas mensuales de la revista en esos momentos. La verdad es que después de los grandes momentos que nos ha deparado el artista en la cabecera, cuesta no ver aquí un trabajo menor dentro de su trayectoria en la revista. Sin embargo, hay que dejar claro que no es un mal dibujo en absoluto pero es como si tras la marcha de Thomas, el alma y la fuerza de la serie se hubiese perdido un poco, debido a que los autores estaban más centrados en la fantasía típica y tópica, sin tener muy en cuenta el legado del escritor tejano, lo que debió influir en el ánimo de los dibujantes implicados, por qué sino no se explica ese descenso en la calidad gráfica.

La historia no está mal, pero adolece de algunos tics habituales de Fleisher. Su tendencia a alargar argumentos ya se ha vista en más de una ocasión, y se puede apreciar levemente en el inicio del relato, que es perfectamente válido sin las 5 páginas iniciales. Después tenemos a un cimmerio que cae dos veces en poco tiempo con golpes por la espalda en la cabeza. Incluso tenemos una especie de inspiración en La Odisea, con una serie de acontecimientos meteorológicos o con una deidad implicada que recuerda poderosamente a la aventura de Ulises. Después todo gira en otra dirección hasta llevarnos al típico rescate de nuestro bárbaro protagonista y el requiebro último hasta el desenlace. Es muy entretenida y dinámica, pero a Fleisher se le suele notar que está alargando la trama y no sabe muy bien que contar para llegar al cupo requerido, y aquí hay al menos un par de ocasiones en que se nota bastante. A pesar de todo, sigue ofreciendo una lectura entretenida con cierto dinamismo, que no es poco.

Cerramos el tomo con una historia de la infancia de Conan, con solo 12 años, "Rito de sangre", en la que el chico demuestra su valor saliendo una noche la bosque y eliminando a dos exploradores vanirios, utilizando su inteligencia y su conocimiento del terreno. Cimmeria, una tierra agreste, donde los guerreros se forjan desde la infancia, que duda cabe. Fleisher se encarga del guion, mientras que el dibujo cae en manos de Mary Wilshire, a la que ya vimos en un relato de similar extensión hace pocos números. Me sigue sin gustar su estilo para la fantasía heroica, ni siquiera bajo las tintas de Armando Gil, que tampoco se deja ver su particular estilo. Un complemento sin más que pretende ampliar la historia de Conan, que sin alejarse demasiado del canon tampoco se puede decir que aporte gran cosa. Un tomo flojo pero entretenido, esperemos que Fleisher no siga en progresión descendente hasta su marcha. 
UMY 2011-2013 al mejor moderador
UMY 2012 al forero más activo
UMY 2013 al mejor forero
UMY 2014-2016, 2019 al forero más trabajador
UMY 2016-2019 a forero sabio
UMY 2018 a toda una trayectoria en el foro

Desconectado oskarosa

  • Moderador Global
  • Celestial
  • *
  • Mensajes: 69.524
  • Sexo: Masculino
  • Miembro fundador de Los Vengadores Tartessianos
    • Ver Perfil
Re:Coleccionable La Espada Salvaje de Conan
« Respuesta #823 en: 26 Febrero, 2018, 05:26:07 am »
Esta semana tenemos otro magnífico artículo dedicado a La Espada Salvaje.
http://excelsior.universomarvel.com/articulos/articulo129.html
UMY 2011-2013 al mejor moderador
UMY 2012 al forero más activo
UMY 2013 al mejor forero
UMY 2014-2016, 2019 al forero más trabajador
UMY 2016-2019 a forero sabio
UMY 2018 a toda una trayectoria en el foro

Desconectado Unocualquiera

  • Moderador Global
  • Celestial
  • *
  • Mensajes: 56.007
  • Sexo: Masculino
  • Ningún ser gatuno salió herido durante este post
    • unocualquiera
    • Ver Perfil
Re:Coleccionable La Espada Salvaje de Conan
« Respuesta #824 en: 26 Febrero, 2018, 09:14:27 am »
Muy bueno.  :palmas:

UMY 2012 al forero revelación
UMY 2014-2015-2016 al forero más activo
UMY 2015 al mejor moderador
UMY 2016 al mejor forero

 

Carbonate design by Bloc
variant: carbon
SMF 2.0.7 | SMF © 2011, Simple Machines