Universo Marvel 3.0


Noticias: Indica qué cómics has comprado este mes de agosto. Pincha aquí.
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate

Próxima actualización del Foro UM

En breve comenzaremos la actualización y limpieza del foro. Es posible que el foro deje de estar disponible temporalmente mientras preparamos todo.

Mostrar Mensajes

* Mensajes | Temas | Adjuntos

Esta sección te permite ver todos los posts escritos por este usuario. Ten en cuenta que sólo puedes ver los posts escritos en zonas a las que tienes acceso en este momento.

Mensajes - josé luis

Páginas: [1] 2 3 ... 76
1
Espoleado por Morgan he visto "Harry el Sucio".
Y me ha gustado.
No veo que Harry sea un fascista en el sentido peyorativo de la palabra.
Él quiere que se cumpla la Ley, o más bien "su ley". Que el que la hace la pague.
Ésta es la primera película de la saga, por al comienzo, el alcalde le comenta algo de un incidente con un violador. ¿Hay otra película en la que se cuente eso?
Y el guionista de la tercera parte de "La jungla de cristal" se inspiró en cierta escena de esta película.

Hombre, depende de lo que consideremos fascista. Yo no lo invitaría a la universidad para dar una conferencia sobre derechos humanos, eso está claro :disimulo:

La peli está bien, y mola mucho, pero su mensaje es un tanto... complicado, por decirlo suave.

La idea es, básicamente, que la ley porteje más a los delincuentes que a las victimas y juega de forma un tanto tramposa al respecto. Siempre sabemos que el culpable es culpable.Y como no hay posibilidad de duda, aceptamos lo que pueda hacer el policía para hacer cumplir la ley (o cuando se la salta para intentar
Sorry but you are not allowed to view spoiler contents.
).

La peli ideológicamente hablando es un tanto tramposilla.

El malo es un personaje real al que nunca pilló la policía: Zodiac. En la peli le pusieron: Scorpio :lol:

2
Espoleado por Morgan he visto "Harry el Sucio".
Y me ha gustado.
No veo que Harry sea un fascista en el sentido peyorativo de la palabra.

Eso fue la etiqueta que le colgaron los de extrema izquierda. Los USA en ese tiempo estabán infestados de piojosos, que han resurgido en los últimos años en Europa, ahora además con la supremacía inquisitorial de los lobbies feminazis :pota:
Con las películas de Charles Bronson pasaba lo mismo (saga "El Justiciero de la Ciudad"). Liquidas a un hijo de puta asesino y si eres policía te llaman fascista. Pero si perteneces a una organización criminal te hacen homenajes. En España nos llevamos la palma.

3
Compra online:

Poulou y el resto de mi familia.
Stitches.
20th Century Boys. Kanzenban 2
Junji Ito: Relatos terroríficos. (16 de 18)
Locke & Key: Cielo y Tierra.
Sam Pezzo. Integral. Un detective, una ciudad.
Sonámbulo y otras historias. (Nueva edición)   
Revival 1: Estás entre amigos.
La espada del Inmortal. Kanzenban 2.
Omega Men. (Green Lantern presenta):     

4
¡Felicidades por este magnífico artículo, oskarosa! :palmas: Yo primero leí los extras. Luego las planchas. Y después el "Cuaderno de Viaje". Lo de las páginas y el cuaderno es mejor leerlo por separado para no lastrar la lectura de Sky Masters.

A ver si se pone las pilas el autor, que creo que tiene los derechos y vuelve a sacar los 2 primeros, que están descatalogados e inencontrables.

5
Lo del tamaño sinceramente me es indiferente.

Y ella respondió: ¡Pero a mí no! :lol:



Arreglar cita.

6
Pues la verdad, no veo el problema con que no os guste, chicos.

Con un "no es para mí" o "no me gusta", en paz.

Hay personas que por su sensibilidad son incapaces de disfrutar de un solo cómic de Ennis.

La diferencia está en confundir " a mí no me gusta" con "como a mí no me gusta, es un mojón, un truño y no vale nada".

Se puede diferenciar calidad objetiva de preferencias personales, o simplemente comprender que algo es muy bueno pero no para nosotros.

 :birra:

En ciertos hilos, como este de cine, siempre he encontrado el mismo problema: esta web es de cómics y no de cine, de ahí que la mayoría de comentarios se reduzcan a emoticonos :lol: Si uno constata que no hay comprensión lectora ni para enterder el significado de un comentario... eso ya te lo dice todo.

7
Me encanta Pulp Fiction, pero me parece que hay muchas otras películas que le pasan la mano por la cara ya no en 75 años si no en la última década

Yo no he dicho lo contrario.

8
"Los Odiosos Ocho" puede verse como una transmutación de "La Cosa", de John Carpenter, al universo Tarantiniano. Hasta una parte de la banda sonora pertenece a esa película, utilizando temas que no se usaron en 1982. Para mí, su mejor película junto a "Pulp Ficcion" y "Jacky Brown".

"Pulp Fiction" no se distingue porque sea la mejor película o no de la historia. Lo hace por ser la más importante de los últimos 75 años. Ella solita reinventa el cine. Lo mismito que ocurrió en 1941 con "Ciudadano Kane".

9
Kaulso... es Pantera Negra de McGregor otra de tus recomendaciones frikis que luego te lees y te quedas planchado de la decepción y el disgusto, como con el Hombre (ZzzZzzZz) Cosa de Gerber? :(

Yo te diría que probases el material por otras vías antes de comprar el tomo.
Así que yo no arriesgaría 40 euros tan alegremente. O te lo compras, y si no te gusta me lo vendes a mí con un 20% de descuento.  :smilegrin:


Son 45 euros el tomo de Pantera Negra :lol: Yo venderlo no, pero cambiarlo por otro OG sí. Hay 3 ó 4 que no he comprado aún y que me interesan :disimulo:

10
Muchas gracias :birra: Ya veré qué hago con ese final :thumbup:

11
El segundo:

nada más



     
Me presenté 15 minutos antes de la hora fijada para la cita, algo poco habitual en mí. Ella, sin embargo, ya estaba allí esperándome.

     -Tú y yo hemos terminado -saludó mientras me sentaba-.

Un camarero se acercó a nuestra mesa. Raquel bebía cerveza de barril servida en una copa helada. Yo pedí un doble de café.

     -Bueno... -empezó a decir ella-. Estoy esperando.
     -¿Estás esperando?
     -¿Para qué me has hecho venir?

Suspiré, intentando parecer compungido.

     -Verás... Necesito hablar contigo.
     -Ya he tomado una decisión.

Permanecimos callados hasta que el camarero reapareció con mi consumición.

     -¿Te acuerdas de mi hermano? -pregunté a Raquel cuando volvimos a quedarnos a solas-.

Negó con la cabeza.

     -Haz un esfuerzo mental.
     ¿Ese que decías que vive en Francia?
     -¡No tengo otro!
     -¡Sabes de sobra que no le he visto en mi vida! ¡Esfuerzo mental, dice! Otra como esa y me largo.
     -Pensaba que habíais coincidido en casa de mis padres...
     -Lo único que sé de tu querido hermano es lo que tú me has contado de él: Que tiene 50 años y que todavía vive a costa de la desgraciada de su esposa.
     -Lo de desgraciada es cosa tuya.
     -¡Serás cabrón!

Cogí un poco de aire antes de continuar.

     -El caso es que voy a confesarte algo y, ese algo es por lo que hemos decidido, de común acuerdo, tú y yo, quedar hoy aquí, ¿no?
     -No sé qué pretendes inventarte ahora para que te siga el rollo... ¡Ya empiezo a dudar hasta de que tengas un hermano!
      -Bromeas, ¿no?
    -Si tuviera que atenerme a los hechos... Me enseñaste una fotografía suya hace tiempo. ¡Eso es todo!
     -Esa foto es de cuando salió de la cárcel -expliqué-.
     -¿Tu hermano ha estado en la cárcel? -preguntó incrédula-.
     -Por eso quería hablar contigo... Para que entendieras por lo que he tenido que pasar.
     -¿A qué te refieres?
     -A mi comportamiento... Sueles decir que soy un cabrón egoísta.
     -Sí.
     -También que carezco de empatía.
     -Continúa...
     -Que no tengo educación. Y que mi sensibilidad  se reduce a los objetos.
     -Se nota que lo has estado ensayando... ¿Qué más da que reconozcas lo que crees que eres?
     -Entonces, si me permites empezar por el principio y decirte cómo empezó aquello...
     -¡Haz lo que quieras!

Necesitaba una pausa antes de continuar.

    -Mi hermano, el de la fotografía, ese que no conoces, vivía solo -proseguí con el relato-. Yo iba a verle a su casa de vez en cuando... Pasábamos algunas tardes muy agradables, viendo una película detrás de otra y fumando petas, uno detrás de otro también.
     -Lo mismo que haces ahora entonces.
     -Ese día se presentó a comer en casa de mis padres... Después le acompañé a la suya. Un amigo de él que yo no conocía, aguardaba en el comedor cuando aparecimos nosotros.
     -Es mi hermano -intentó presentarme-.
     -¡Por qué le has traído aquí! -gritó el otro-.
     -Tienes mala cara... ¿Pasa algo?
     -¡Las putas tías! -señaló una puerta-.
     -¿Se han largado?
     -¡Lo saben todo!

Ninguno de los dos volvió a abrir la boca hasta el minuto siguiente.

     -Vale... Toca recoger... No queda otra -dijo mi hermano al fin-.

Al contrario que su colega, hablaba con tranquilidad.

     -¡He tenido que atarlas!
     -¿Qué?
     -¡Amenazaban con llamar a la policía!
   -Joder... ¿Y cuando coño se han dado cuenta, llevamos con ellas todo el puto fin de semana!
     -Ha sido culpa mía... Quería impresionarlas.
     -¿Impresionarlas?
     -Se me fue la lengua.
    -¡Qué lengua, hijo de puta! ¿No te habrás tirado a ninguna?
     -¡Pero con su consentimiento!
     -¡Eso da igual! ¡Te dije que nada de follar!
     -Pues me he tirado a las dos mientras tú estabas comiendo en casa de tus padres...
     -¡Di al juez que ha sido consentido si ellas lo niegan!
     -Al señor juez no van a poder decirle una puta mierda.
     -¿De qué cojones estás hablando?
    -Una de ellas intentó escapar mientras la maniataba. Tuve que estamparle una buena hostia en la cabeza... Puede que más de una, no sé... Entonces la muy gilipollas ha tropezado con algo y ha empotrado su nuca en una esquina de la mesilla.
     -¿Y?
     -¿No lo adivinas?
     -¿Ha muerto?
     -No sólo está muerta, tío.
     .¿No sólo?
     -¡He tenido que liquidar a su puta amiga también!

Raquel no pudo contenerse y empezó a reír.

      -¿Piensas que voy a tragarme esa sarta de gilipolleces?
     -¿Sabes qué? Aquella experiencia me dejó para el arrastre... Pero tienes razón: Mi hermano y su amigo me habían tomado el pelo. ¡Todo era una maldita farsa para burlarse de mí! Lo peor vino después... Me obligaron a quedarme en aquella casa un par de días, mientras ellos huían no sé adonde. Lo creas o no, marcó un punto de inflexión en mi vida... Me advirtieron que no abriera aquella puerta bajo ningún concepto. Y eso hice, como un puto gilipollas.

Mi hermano me había dicho antes de desaparecer:

     -Te llamaré dentro de 2 días. Entonces avisas a la policía. ¡No antes! ¿Entendido? ¡Y no entres en esa habitación para nada! ¡Tú espera la puta llamada! ¿Puedo confiar en ti? ¡No hagas que me arrepienta!

Por cómo lo dijo, no sé qué coño me aterrorizaba más, si los cadáveres o su mirada de lunático... Después de soportar las peores 48 horas de mi vida, sonó el teléfono. Mi hermano ordenó que abriera la puerta de la habitación. Después colgó. Intenté comunicar con él, pero el muy cabrón había apagado su móvil... Abrir aquella puerta me llevó mucho más tiempo del que había imaginado. Sin embargo, cuando finalmente lo hice, la habitación apareció impoluta a mis ojos. Lo único que destacaba era una hoja de papel encima de la cama. Lo desdoblé y leí la nota que llevaba escrita. Decía: “Querido hermano. No dejes que te mimen tanto en casa. O acabarás retrasado... Me he ido del piso porque debía 1 año de alquiler. Saluda a los viejos de mi parte. Te quiero, tonto del culo.”

Raquel volvió a reírse.

     -Esta vez te has superado -dijo-.
     -Te lo agradezco.
     -Excepto que nadie tendría la paciencia de esperar 2 días sin abrir esa puerta.
     -Debería haberle añadido una cerradura.
     -¿De qué película has copiado la idea?
     -¡Es una invención enteramente mía!
     -Querrás decir de los dos.
     -Deberíamos patentarlo como terapia de pareja.
     -No ha estado mal. Te concedo otra semana... ¿Has terminado el café?
     -Casi termina él conmigo, qué puta mierda... ¡No dejes propina!
     -Ya vuelves a ser tú... Por un momento te había perdido... ¿Nos vamos a casa?
     -Vamos...
     -¿O quieres añadir algo más?
 
                                 …............................







   




12
Uno de los 2 relatos. Lo prometido es deuda :birra:

carnicería

     




     -¡Imbécil, malnacido, inútil, puto vago!

Mi mujer. Casados desde hace nueve años, cinco meses y seis días... Podría enumerar hasta los minutos.
Después de un año, me había quedado sin trabajo. Era la tercera vez.
   
     -¡Y sin contrato! ¡Ahora no cobraremos una mierda!

Vociferaba y gesticulaba como una perra en celo, gozando, insaciable. Sin embargo, fue ella quién dictó la orden hace ahora 12 meses:
   
     -¡Aunque sea sin contrato, eso da igual! -recuerdo que dijo-.
     -¿Sin contrato? -me atreví a preguntar-.
     -¡Es un trabajo!

Ahora la conocía mejor, así que no abrí la boca y dejé que se desahogara. Sabía que pasadas un par de horas o tres, callaría, para acto seguido ponerse a lloriquear. Después de eso, se refugiaría en un mutismo casi de autista hasta el día siguiente.

Esperanza, mi esposa, ocupaba el  puesto de cajera desde hacía 15 años en uno de los tres bancos que rodeaban mi pueblo. Odiaba ir cada mañana y lamentaba que no hubiese nadie que lo volara por los aires. A ser posible con todos dentro.

     -Quiero que te levantes y vengas al comedor -susurró a mi oído a la mañana siguiente-.

Me asustó tanta dulzura, así que corrí... No se le veía buena cara. Aunque no tan mala como la que soñaba cuando me despertó, que era la suya también. Encendió un cigarrillo antes de sentarse frente a mí.

     -¡Estoy harta! -expulsó el humo dirigiéndolo directamente a mi cara-. ¡Si tienes lo que hay que tener, arregla de una puta vez el tema con el carnicero!

He de alegar que, aunque la conociera al dedillo, Esperanza no dejaba de sorprenderme e inquietarme. El “tema” del carnicero, como ella lo llamaba, carecía de importancia, aunque el enfrentamiento que pretendía, no. Corría el riesgo de que ese bruto me partiera los dientes y la vida sólo por recriminarle por qué pesaba siempre de más a mi mujer cuando ésta le compraba algo.

     -¿Y bien? -inquirió al ver que yo no decía nada-. ¿Vas a quedarte ahí sentado sin hablar?
     -¿Qué quieres que diga?
     -¡No soy tu puta madre, así que no quieras esconderte para no dar la cara, que es lo que siempre haces!
     -¿Esconderme?
     -¡Ve a hablar con él!

Me cansé de repetirle que era absurdo. No lo haría por nada del mundo. ¡Qué cambiara de carnicero, joder!
Pero claudiqué y corrí, porque también sabía que una vez superada la barrera del día anterior, Esperanza ya no pararía nunca.

Me sentía ridículo avanzando hacia la tienda. Creí que lo más sensato sería gastar los 10 euros que me quedaban y comprar unos filetes. “El carnicero se ha disculpado y me ha regalado esto” -le explicaría a mi mujer-. En ese momento sentí pena de mí mismo. Sin embargo, y por patético que pueda resultar, me aterraba todavía más quedarme solo. Y tampoco me motivaba en absoluto tener que volver a conocer a alguien.

La tienda estaba vacía cuando entré, igual que las vitrinas expositoras. Escuché pasos que bajaban por unas escaleras.

     -¡Está cerrado, guapetón! -me saludó con una sonrisa la mujer del dueño-. El cazurro de mi marido, se ha ido a Madrid, a ver el fútbol. Le he dicho que si lo hacía, iba a abrir hoy la tienda su puta madre. ¿Qué te parece?

Me encogí de hombros.

     -Por ti no pasan los años... -dijo mirándome de arriba a abajo-.  Tienes la misma edad que mi marido, pero con pelo, ni una arruga y sin barriga. ¡Joder, si estás casi igual que él hace 20 años! -rió con saña, casi gritando-. ¿Recuerdas que estabas coladísimo por mí? Ha pasado mucho tiempo... ¡Se te notaba una barbaridad! -volvió a cachearme con la mirada-. También tú me gustabas, aunque agradezco que nunca lo intentases. Contigo hubiera sido todavía peor -rió sarcástica-. No me mires así... Apenas has dado un palo al agua desde entonces -se acercó a la puerta y cerró con llave-. ¿O no tengo razón?
Te conozco desde siempre y desde siempre me ha parecido que llevas toda la puta vida corriendo de ti mismo... Me he pasado,  lo siento... Porque en realidad, ricos o pobres, trabajen o no hagan nada, todos los hombres tienen que soportar nuestras sangrías... Vosotros sois nuestras víctimas coñolaterales -volvió a reír-. ¿Sabes qué? -preguntó mientras aferraba sus manos a cada uno de mis brazos-. Me gustaría que te quedaras. Quiero dar un disgusto a mi marido -apagó las luces y me cogió de la mano-. Vamos arriba... A ti también te hace falta evadirte de tu miseria.

Un rato después, desahogados en parte, se levantó de la cama y fue a buscar el paquete de tabaco que había dejado en la planta de abajo. Escuché un grito y varios golpes. Fui corriendo hasta las escaleras. Había caído por ellas y estaba tendida en el suelo. Hasta que no bajé no descubrí que el cuello casi le daba la vuelta a la cabeza. Me arrodillé junto al cuerpo. Así transcurrió mucho rato. O eso me pareció a mí... Entonces sentí el tacto de unos hilos de telaraña en el interior de mis ojos, que habría arrastrado conmigo mientras corría... Y empecé a perder el control al notar que era incapaz de limpiarlos.


                               …...........................................................

   










   

13
He leído el tomo que ha salido con las páginas dominicales de "Sky Masters", de Jack Kirby :babas: ¿Sabéis si tienen intención de reeditar los 2 primeros? Glenat desapareció, pero creo que era una coedición. De segunda mano he visto que los tienen a la venta, aunque piden unos 110 euros o así. En internet aparece cuando se vendía en tiendas y hubo una oferta de 20 euros por los dos :torta:

Veo difícil que los reediten. Más si fueron saldados en su momento.

No se ven ni de segunda mano :lloron:

14
Si no lo habéis hecho, tenéis que ver una película titulada "Desenfocado" (2002), de Paul Schrader , el guionista de "Taxi Driver" y "Toro Salvaje" y director de las también estupendas "Posibilidad de Escape" y "Affliction".
Es la vida del actor Bob Crane, protagonista de una famosa serie de televisión de los 70: "Los Héroes de Hogan". A mí me ha parecido genial, divertidísima y tremendamente amarga. Algunas secuencias son de antología :lol:

15
El mío creo que está bien. Aunque he dejado de leerlo por aburrimiento.

No te ha gustado la etapa de McGregor, ¿eh?

Eres de los que no puede con ella entonces, es una pena, me parece la mejor del personaje.

Me faltan las últimas 10 historias, pero he desistido :lol: Por lo que dices no soy el único :lol: :lol:

Páginas: [1] 2 3 ... 76
Carbonate design by Bloc
variant: carbon
SMF 2.0.7 | SMF © 2011, Simple Machines