Universo Marvel 3.0


Noticias: ¿Eres nuevo en el foro? Preséntate aquí
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate

Activación en pruebas del Foro UM

Hemos vuelto, y creemos que lo hemos hecho desde la realidad alternativa correcta. Si ves algún glitch o error, por favor, comunicalo. Gracias.

Mostrar Mensajes

* Mensajes | Temas | Adjuntos

Esta sección te permite ver todos los posts escritos por este usuario. Ten en cuenta que sólo puedes ver los posts escritos en zonas a las que tienes acceso en este momento.

Mensajes - rockomic

Páginas: [1] 2 3 ... 1034
1
https://foro.universomarvel.com/index.php?topic=42444.msg2436044#msg2436044

Si no te importa quitarlo Ulti...  ;)

Pero una cosa, y lo borráis si queréis, pero
Sorry but you are not allowed to view spoiler contents.
Quemar después de leer

Eso díselo a Mc Pato, un visionario.  :lol:

A ver si será el filtrador.  :lol: :lol:

2
¿No era para Halloween?  :puzzled:

Alguien la ha filtrado.  :lol:

3
Hoy era el día.

Alguien que la haya visto?

4
Otro que tampoco se ha enterado.
Y no tengo twitter, así que seguiré sin enterarme.  :lol:

5
Como mola Namor volando.  :amor:

6
Panini / Re:RESEÑAS MARVEL CLÁSICO
« en: Ayer a las 14:28:41 »
Gràcies!!  :birra:

Tengo acumuladas, que en vacaciones no publiqué pero leí.  ;)



7
Guardianes de la Galaxia: Marvel Héroes: El Poder de Halcón Estelar (1976-1977)
Justo anoche empecé a leer la Saga de Korvac, dentro del octavo OG de Los Vengadores, y me descolocó algunas cosas de los Guardianes de la Galaxia, como esa dualidad Halcón Estelar / Aleta.

Por cierto, menudo pepino este OG: el enfrentamiento con el Conde Nefaria, los dos anuales con Thanos, la Saga de Korvac, las Noches de Wundagore...

También me llamó la atención los enfrentamientos Capitán América - Iron Man, que hoy en día parecieran venir de Civil War pero que se dieron con anterioridad por otras cuestiones.

Ese tomo de los Vengadores pronto me toca y le tengo ganas.
Aunque buena parte del contenido me lo releí no hace tantos años.

8
Muy buena reseña  :palmas:. Me han dado ganas de leerlo (porque lo de comprarlo debe de estar difícil, a estas alturas)

Gracias!

Pues no me extrañaría nada que saliera pronto en MLE, esta vez incluyendo la primera aventura en Marvel Super-Heroes y la parte de Defensores. Lo de MTiO seguramente también lo incluyan pero me parece más prescindible.

9
Panini / Re:RESEÑAS MARVEL CLÁSICO
« en: Ayer a las 07:10:39 »
Guardianes de la Galaxia: Marvel Héroes: El Poder de Halcón Estelar (1976-1977)
https://foro.universomarvel.com/index.php?topic=42434.msg2435674#msg2435674

10
Guardianes de la Galaxia: Marvel Héroes: El Poder de Halcón Estelar (1976-1977)




Reseña en la web de Universo Marvel:
https://www.universomarvel.com/resenas-guardianes-de-la-galaxia-marvel-heroes-el-poder-de-halcon-estelar-1976-1977/


Los Guardianes de la Galaxia originales, y yo diría auténticos, poca o ninguna relación tienen con la versión actual, ultrafamosa gracias a las adaptaciones cinematográficas.

Fue en la lejana colección Marvel Super-Heroes, en su número 18 publicado en 1969, donde el guionista Arnold Drake y el dibujante Gene Colan crearon a los Guardianes de la Galaxia como protagonistas de su propio cómic. Un número que no viene incluido en el presente tomo pero que resulta imprescindible analizar en esta reseña.

Estamos en el año 3007, cuando la Tierra, y de hecho todo el Sistema Solar, ha sido conquistado por la raza de los Badoon. Un siglo en el que las diferencias entre naciones forman parte del pasado, habiendo sido superadas por un enemigo común: los invasores externos. Así, todo el planeta se rige ahora bajo una misma bandera, la Unión de Países de la Tierra, mientras que las antiguas guerras entre naciones pasan ahora a serlo entre sistemas estelares.

Pocos son los supervivientes tras la invasión Badoon. Entre ellos destacan cuatro personajes, provistos de diferentes poderes o habilidades, que pasan a ser los fundadores de los Guardianes de la Galaxia. Charlie-27, último superviviente de la colonia terrestre en Júpiter, poseedor de un cuerpo robusto y fuerza excepcional; Martinex, último de la colonia en Plutón provisto de un cuerpo cristalino de silicio; Vance Astro, último terrestre del siglo XX, criogenizado durante un viaje espacial de más de mil años, e irremediablemente preso bajo un traje metálico que evita que su cuerpo se desintegre; y Yondu, nativo del planeta Centauri-IV, única colonia terrestre interestelar.

Se trata de una historia de origen, de presentación de los protagonistas en su lucha contra los Badoon. Todo en ella obtiene el tratamiento de sinopsis, de primer capítulo explicativo para las consiguientes aventuras que supuestamente nos esperan a partir del segundo episodio. Un episodio que, por desgracia no ocurrió, dejándonos con la miel en los labios. Porque el relato nos presenta a un grupo de personajes francamente atractivos. Quien más, quien menos, creo que quería saber más sobre este singular grupo y conocer la evolución de sus andanzas.

En cuanto al apartado gráfico, el género galáctico no creo que sea el que mejor casa con el claroscuro de Gene Colan, además de que el entintado de Mike Esposito no le hace ningún favor. Pero de notable no baja y a nivel narrativo Colan está espléndido.

Cinco años tuvieron que pasar para que alguien se acordara de los Guardianes de la Galaxia. El guionista encargado de traer de vuelta al grupo no es otro que Steve Gerber, que se acabaría convirtiendo en el nombre más importante detrás de los Guardianes. Gerber recupera al grupo cósmico primero en un arco en la colección protagonizada por la Cosa, Marvel Two-in-One, y posteriormente en una magnífica saga en los Defensores. Ambas historias ya convenientemente comentadas en las correspondientes reseñas de las dos colecciones.

Dos sagas en las que se producen sendos hechos importantes. En Marvel Two-in-One, Sal Buscema rediseña los uniformes de los Guardianes, especialmente los de Vance Astro y Yondu, mejorándolos ostensiblemente. Pero lo más trascendente ocurre en la colección de los Defensores, donde el guionista nos presenta al que pasará a ser quinto miembro del grupo, Halcón Estelar. Otro personaje brillantemente diseñado por Sal Buscema.


La serie regular.

Entramos, a partir de aquí, a analizar el tomo que nos ocupa. Un tomo que recoge por entero la primera serie de los Guardianes de la Galaxia, publicada dentro del título genérico Marvel Presents.
Steve Gerber, por supuesto, se encarga de los guiones, mientras que el dibujo a lápiz es obra de Al Milgrom, en este caso, del primer al último número.

Gerber toma el hilo apuntado por él mismo al final de la saga en los Defensores, presentándonos a los Guardianes en el siglo XXXI en plena batalla contra los Badoon. Batalla que pronto finaliza con la feliz, y diría milagrosa, liberación de nuestro mundo.

La derrotada raza reptiliana sufre el peor de sus destinos. Los Badoon son entregados a las hembras de su propia especie, hasta ahora esclavizadas y prisioneras en un planeta aislado. Unas Badoon que se nos muestran como racionales e íntegras, en contraste con la tiranía y despotismo de los machos, en un claro guiño feminista por parte de Gerber.
La intención del guionista de hacer de la colección un vehículo para transmitir sus inquietudes, de carácter progresista, se intuye ya en este inicio. Gerber evidencia la naturaleza rencorosa y resentida del ser humano como causa de sus reiterados conflictos, al tiempo que vuelve a tocar uno de sus temas favoritos. En un interesante diálogo entre Halcón Estelar y Vance Astro, vuelve la cuestión sobre la necesidad o no de intervención externa que encauce a la humanidad por la buena senda.

La rápida derrota y expulsión de los Badoon deja las manos libres a los autores para iniciar hilo argumental. Casi se podría afirmar que la colección empieza en este punto.

En una consecución de escenas, los cuatro Guardianes originales se dan de bruces con la realidad, al experimentar el rechazo de los terrestres en diferentes muestras de odio y miedo al diferente. Eso y la propuesta de Halcón Estelar, de embarcar al supergrupo en una misión espacial, empujan a los Guardianes de la Galaxia a vivir nuevas aventuras lejos de la Tierra.

Una de las cosas que saltan a la vista en el seno del grupo es la ausencia de miembros femeninos. Gerber repara la carencia con la presentación de Nikki, una mercuriana, última de su especie, cómo no.
De esta forma, el grupo queda ahora fijado en seis miembros, aunque Halcón Estelar guarda un secreto en su interior que pone en duda esa cifra, como veremos pronto.
Un Halcón Estelar que, de alguna forma, se erige en hilo conductor de la colección, en el hombre que abre la lata argumental para los demás. Un personaje de lo más misterioso y con cierta apariencia de deidad, que decide al margen de sus compañeros.

Y es que el desarrollo de los personajes es uno de los puntos fuertes de esta colección. Destaca también el Mayor Vance Astro cuya personalidad es el polo opuesto a Halcón Estelar. De hecho, las tensiones entre ambos sirven de base a algunas de las tramas. Vance vive preso en un traje metálico hermético que le impide cualquier contacto con nada o nadie, porque su cuerpo de desintegraría al contacto con el aire. Tal situación le confiere un carácter irritable y desconfiado, algo así como un Clint Barton exagerado. Un temperamento que no impide a Gerber usarlo como vehículo para cierto humor ácido. Astro, como único personaje que vivió en el entonces lejano siglo XX, es un fan acérrimo del Capitán América hasta el punto de que la nave en la que viajan los Guardianes lleva el nombre de su ídolo.

Luego, están el resto de los miembros del grupo. Martinex es un brillante científico mientras que Charlie-27 aporta la cuota de músculos al equipo. Yondu es un nativo de educación primitiva y espiritual. Y, finalmente, Nikki es una adolescente que se comporta como una adolescente.

El festival Gerber empieza definitivamente en una ambiciosa saga cósmica, no exenta del habitual contenido filosófico y social.
Karanada es algo así como un vacío espacial que devora todo a su paso. El aparente villano de una saga que pronto evoluciona hacia lo imprevisible.
Steve Gerber da rienda suelta a su amplio catálogo de mundos, personajes y conceptos ayudado por la capacidad creativa de Al Milgrom. El dibujante es técnicamente muy limitado, sobre todo en lo que respecta a las posturas de las figuras, pero narrativamente da la talla y ya sólo por algunas composiciones o estupendas splash pages, vale la pena su dibujo.

Todo bastante surrealista, destilando, además, un sutil humor entre absurdo y socarrón. Gerber hasta es capaz de hacer burla de la frase emblema de Halcón Estelar "lo dice uno que sabe", que usa básicamente para que los demás le hagan caso.

De la mente de Steve Gerber salen creaciones tan imaginativas como el Planeta de lo Absurdo, una especie de manicomio intergaláctico, el Convento del Fuego Viviente o el Hombre Topográfico, un descomunal planeta con forma de silueta humana. Pero tan o más interesantes son las numerosas referencias a cuestiones sociales con intención crítica o provocativa.
Entre otras cosas, guiños al sexo liberal y a la discriminación por clase social, o una insinuación de la iglesia como algo retrógrado, en una divertida escena en la que los Guardianes se quedan a cuadros ante una ceremonia religiosa porque no tienen ni idea de qué se trata.
Pero el plato fuerte lo tenemos al final de la saga. Para poder salvar a la Galaxia, Nikki debe experimentar una especie de coito cósmico bajo la supervisión de un convento de monjas. Y así, la entidad cósmica que amenazaba la supervivencia de la Galaxia es destruida con un descomunal orgasmo.


Steve Gerber por Roger Stern.

Antes de entrar en el tramo final de la colección, nos encontramos con un número que es prácticamente una reedición de parte del cómic de Estela Plateada en el que los Badoon hicieron su primera aparición en el Universo Marvel. Las poquísimas páginas nuevas consisten en un prólogo y un epílogo a cargo de Roger Stern y Al Milgrom.

Steve Gerber se encarga de iniciar la saga final de la serie para, tras un solo número, cederle el testigo a su sustituto a los guiones, un Roger Stern que tan sólo puede ocuparse de tres números justo antes de la cancelación del título.
Sin cambios en el apartado gráfico, en todo momento a manos de Al Milgrom.

Esta última línea argumental esclarece el gran secreto que guarda Halcón Estelar. Ya en la anterior saga vemos como el enigmático Guardián ocasionalmente se transmuta en una mujer llamada Aleta. Pero es en la presente narración donde Gerber profundiza en el pasado de Halcón Estelar y conocemos toda su historia.
De cómo un bebé llamado Stakar es adoptado, en el planeta Arcturus, por el padre de una niña de unos siete años llamada Aleta. De cómo Stakar y Aleta acaban fusionando sus cuerpos, dando fruto a la identidad llamada Halcón Estelar. Y de cómo logran dar a luz a tres niños.
Es decir, tenemos a unos hermanos de adopción emparejados sexualmente, dando a luz a tres hijos de forma milagrosa, siendo ella varios años mayor que él. Un buen cóctel políticamente incorrecto.

El arco deriva en la venganza del padre adoptivo de Halcón Estelar, de forma que una flota arcturiana ataca la nave de los Guardianes. Una aventura espacial correcta, pero más llana, ya con Roger Stern guionizando la serie. Y es que la ausencia de Steve Gerber se nota, sin duda, en el carácter más convencional de la trama.
La serie de los Guardianes de la Galaxia, así como la cabecera Marvel Presents, son canceladas tras un buen último en el que Charlie-27 adquiere mayor protagonismo.


Conclusión.

No es un cómic tan incisivo como Howard el Pato, pero sí está entre los que Steve Gerber menos se reprime en mostrar su catálogo de excesos.
En todo caso, sin ser una de las obras más sobresalientes del guionista, una colección que promete sorpresas, épica y diversión, y creo que cumple su cometido.

11
¿No estabais cuando la gente votó a Hulka para que no se fuera de vacío, porque "ya llegarán los votantes de Hulk", y al final ganó el torneo?

Mítico momento. :adoracion: :adoracion:

Por aquellos tiempos estaba en Babia, dígase subforo de Panini y poco más.

Tampoco estaba cuando eliminásteis a Namor.  :furioso:

No recuerdo cuándo se eliminó a Namor. Espero que en la primera ronda. :thumbup:

 Haciendo amigos ...        :torta:                              :lol: :lol: :lol:

No, si ya...  ::)

12
A mi me decepcionó esa etapa .

Dibujo aparte ( siempre brutal Kirby) se cargo el estereotipo implantado por Englehart,  de un plumazo mando al personaje a sus inicios .

Kirby es el Rey,si, pero necesita alguien detrás que controle ese derroche de creatividad .

La potencia sin control,  ya sabemos como acaba .

Bueno, no solo con Capitán América, con Pantera Negra pasó de McGregor como de la kk. En realidad no es que "pasara", sino que se nota que Kirby no se leía nada de lo que hacían otros autores y simplemente quería hacer "su" versión del personaje.

Hay que tener en cuenta que Kirby fue el creador de esos personajes, así que yo creo que se lo podía permitir. Simplemente hubiera sido mejor considerar que esos cómics están fuera de continuidad o bien transcurren en otro momento cronológico, pero claro, decir eso en la Marvel de los 70 era casi tabú, ya que metía en continuidad hasta a Forbush Man.
Kirby pasaba tanto de la continuidad que cuando hizo un anual donde aparecía Magneto y su hermandad de mutantes diabólicos, todos los integrantes de dicho grupo eran personajes nuevos (tiro de memoria, que lo mismo alguno no, pero yo diría que todos). Prefería inventarse los personajes.

Y menudos mutantes diabólicos, a cual más inservible.

13
Desde luego, es Marvel a la antigua usanza. Y pocas cosas hay más Marvel que Kirby.

Ya sólo por sus dibujos, que te transportan a otra época, y esa estética inconfundible, el tomo es un disfute visual.

Luego algunos guiones ya tal, pero hay veces en las que un cómic se convierte en una obra pictórica y no necesita más.

Si, pero es que a mí los guiones me gustan.

Este es un cómic "fuera de época", es un tebeo de los sesenta hecho en los setenta (como todo lo de Kirby en su segunda época), con sus virtudes y defectos; por eso desentona y se percibe como desconectado, pero evaluado como cómic sin más, sin tener en cuenta ciertos aspectos de su contexto, a mí me parece un tebeazo la mar de disfrutable.

Te entiendo.  :thumbup:
Yo los guiones los veo muy por debajo de unos 4F de Lee-Kirby, por ejemplo. Pero es cierto que es cómic sesentero.

14
Capitán América: Omnigold 6: La Era de la Bomba Loca (1976-1977)





 :palmas: :palmas: :palmas: Currazo tremendo, como siempre. Yo tengo desde hace años pendiente esta etapa (es mas creo que los tres marvel golds finitos que componen este OG los pille hace años aquí en el foro) a ver si le doy caña. Miedo me da lo desatado que este Kirby  :lol: :lol:


 :birra: :birra:

Yo empezaría con el de la Bomba Loca, sin duda el mejor. Te molará.  :thumbup:

Los otros ya no lo veo tan claro, pero vale la pena contemplar el arte de Kirby. Y algunos guiones son tan de traca que te levantan una buena sonrisa.

15
¿No estabais cuando la gente votó a Hulka para que no se fuera de vacío, porque "ya llegarán los votantes de Hulk", y al final ganó el torneo?

Mítico momento. :adoracion: :adoracion:

Por aquellos tiempos estaba en Babia, dígase subforo de Panini y poco más.

Tampoco estaba cuando eliminásteis a Namor.  :furioso:

Páginas: [1] 2 3 ... 1034
Carbonate design by Bloc
variant: carbon
SMF 2.0.7 | SMF © 2011, Simple Machines