Universo Marvel 3.0


Noticias: ¿Eres nuevo en el foro? Preséntate aquí
Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate

Activación en pruebas del Foro UM

Hemos vuelto, y creemos que lo hemos hecho desde la realidad alternativa correcta. Si ves algún glitch o error, por favor, comunicalo. Gracias.

Mostrar Mensajes

* Mensajes | Temas | Adjuntos

Esta sección te permite ver todos los posts escritos por este usuario. Ten en cuenta que sólo puedes ver los posts escritos en zonas a las que tienes acceso en este momento.

Mensajes - rockomic

Páginas: [1] 2 3 ... 1077
1
Pues releído ya el Amazing #4 y me ha parecido un cómic FABULOSO, que contiene ya todos los elementos definitorios de Spider-Man. Podría haberse publicado en una época posterior y no se notaría, está todo ahí: Spider-Man haciendo de justiciero, los quebraderos de cabeza de la identidad secreta, los problemas de adolescente (económicos, con las chicas, escolares...), el "pique" con J. Jonah Jameson, un supervillano muy potente, una solución ingeniosa para vencerle, etc. Esta serie ha obtenido su plena madurez mucho más rápido que Los 4 Fantásticos, y ni comparación con el resto de series de Marvel. Detalles que me han llamado la atención son:

- Spider-Man sigue con su campaña contra el crimen por iniciativa propia, al igual que en el número anterior ya no es que sólo reaccione cuando se cruza con algún delincuente sino que los busca activamente. A pesar de la campaña de desprestigio de Jameson, la Policía duda de que tenga malas intenciones y no actúa con dureza contra él.

- Spidey menciona al Dr. Kildare, una popular serie de televisión sobre médicos de 1961.

- Primera aparición del Hombre de Arena (Flint Marko), con un origen de sus poderes muy parecido al de Hulk. Se nos cuenta que es un endurecido criminal que llegó a ser "de los más buscados por el FBI". A pesar de ser bastante poderoso, sus aspiraciones son en cierto modo realistas al limitarse al robo de bancos. Se repite el esquema visto en números anteriores: en un primer encuentro el villano derrota con facilidad a Spider-Man, luego Peter se replantea su estrategia, y luego Spidey vence en un segundo encuentro usando alguna táctica ingeniosa.

- Segunda vez en apenas cinco números (la anterior fue en el AF #15) que la Tía May aparece sirviendo sus famosas "leche y galletas", lo que pasará a ser un chiste recurrente entre los fans.

- Primera vez que Spider-Man gasta una broma pesada a Jameson, que cada vez más se va alejando de un perfil siniestro y pasa claramente a uno bufonesco, siendo uno de los principales elementos humorísticos de la serie. Completamente genial el personaje de J.J.J., que es capaz de descontarle a Peter el coste del revelado de unas fotos que esperaba como agua de mayo.

- Primera aparición de Betty Brant, secretaria de Jonah. Apenas se nos cuenta nada de ella, pero piensa en Parker como "el joven fotógrafo de J.J.J.", lo que muy probablemente nos indique que ella es mayor que Peter, posiblemente en más de 3 años (lo que es mucho para un adolescente de 16).

- Se frustra una cita de Peter con la rubia Liz Allan, que había aceptado salir con él después de habérselo pedido "muchas veces" (no pierde el tiempo este Parker). A pesar de que Peter la desaira cancelando esa cita, se preocupa por él cuando el Hombre de Arena ataca el Instituto y pide a Flash que no sea cruel con él (claros indicios de que le gusta Parker, a pesar de frecuentar malas compañías como Flash Thompson).

- Por último, también se presenta algún personaje muy minoritario como el Director del Instituto Midtown Andrew Davis, que actúa como un héroe intentando proteger a sus alumnos del Hombre de Arena, mientras que éste de forma absolutamente cobarde amenaza al anciano.

Vamos, no me extraña para nada que esta serie se convirtiera en un bombazo, muy superior a las que publicaba DC por aquél entonces, y prácticamente solo rivaliza en calidad con ella Los 4 Fantásticos.

Muy de acuerdo. Aquí ya prácticamente se puede hablar de plena madurez. Y no digamos ya el segundo tomo.

2
A mí como coleccionista se me hace raro dejar de comprar un tomito suelto formando un pequeño hueco en la serie. Es decir, "me subo en el 2 y me dejo sin comprar el 1" o "me compro los números 3, 4. 5 y sigo a partir del 7" me parece inconcebible, dado el poco esfuerzo económico que supone evitar esos saltos. Otra cosa sería decir "empiezo la serie en el tomo 15", como puede pasar con La Patrulla X, eso ya me parece más normal....

Pero vamos, cada uno se planifica sus compras y sus colecciones como le parezca, faltaría más.

Sí, dejarse uno o dos números es ya más raro, pero de todo puede haber.

Pero yo veo posible que un lector se compre sólo el número que lleva el capi de Steranko, o la Patrulla-X de Adams, o el Iron Man de Goodwin, o los números de la llegada de la Visión en Vengadores, o la saga de la Corona Serpiente en Namor, o los complementos de los Inhumanos de Kirby, o los de Adams, o la saga central del Doctor Extraño de Ditko...
Y me parece positivo que exista esa opción.

Unos cuantos de esos creo que van a poder ser un tomo completo... unos cuantos, que no todos.  :callado:

Entre otras cosas, porque algunos de esos no caben en un solo tomo.  ;)

3
Interesante.

Pues las BM pueden ser colecciones en las que mucha gente picotee etapas concretas sin necesidad de ser completistas, y que se vendan más algunas etapas salteadas. Veremos.

Editorialmente eso puede ser un problema si la intención es que esta línea no acabe siendo un must-have más.

Bueno, los MMH parece que funcionan. Unos se venden muchísimo y otros justito. Supongo que unos compensan a otros y la Cosa tira adelante. El problema es que van a ir quedando cosas menos comerciales.
En las BM es diferente, lo más comercial puede empezar bien avanzada la serie, y volver unos años más tarde. Que haya ondulaciones en las ventas indicará que la colección está viva. Siempre que los compradores no se sientan condicionados por el numerito, espero que haya lectores que se vayan subiendo cuando llevemos unos años.
Siempre puede haber chavales a los que les caiga en las manos el número 36 y por curiosidad quieran echar la vista atrás. Supongo que en los OG eso es más jodido que ocurra.

No me he debido explicar.
Los MMH funcionan porque solo sacan lo bueno.
Si la BM solo vender bien de las etapas conocidas y el resto no, seguir con la idea de publicar todo se puede hacer editorialmente complicado.

Si lo malo es una etapa corta, como los X-Men que la gente se bajará al irse Kirby y volverá con Steranko, aún te lo puedes permitir.
Pero si tienes series, y aquí ya hablo sin saber porque está época de Marvel se me escapa, tipo Iron Man o Daredevil, que tienes que sacar 10 tomos seguidos que sabes que van a vender mal solo para llegar a la etapa que te va a arreglar las cuentas porque vuelva a subirse la gente, no sé cómo se gestionará.

Supongo que en función de cuánta gente siga las colecciones tomo a tomo, independientemente de su calidad.

Sí, pero me refería al caso en el que las etapas menos vendibles vendan un mínimo suficiente y las mejores vendan para sacar buenos beneficios.
En el cado de Daredevil y Iron Man puede ser un problema, es cierto, pero esperemos que vendan ese mínimo suficiente.
De todas formas, esto es un sólo proyecto y las series menos vendibles se supone que tienen que ir compensadas por los Spiderman, 4F, Patrulla-X y demás superventas.

4
A mí como coleccionista se me hace raro dejar de comprar un tomito suelto formando un pequeño hueco en la serie. Es decir, "me subo en el 2 y me dejo sin comprar el 1" o "me compro los números 3, 4. 5 y sigo a partir del 7" me parece inconcebible, dado el poco esfuerzo económico que supone evitar esos saltos. Otra cosa sería decir "empiezo la serie en el tomo 15", como puede pasar con La Patrulla X, eso ya me parece más normal....

Pero vamos, cada uno se planifica sus compras y sus colecciones como le parezca, faltaría más.

Sí, dejarse uno o dos números es ya más raro, pero de todo puede haber.

Pero yo veo posible que un lector se compre sólo el número que lleva el capi de Steranko, o la Patrulla-X de Adams, o el Iron Man de Goodwin, o los números de la llegada de la Visión en Vengadores, o la saga de la Corona Serpiente en Namor, o los complementos de los Inhumanos de Kirby, o los de Adams, o la saga central del Doctor Extraño de Ditko...
Y me parece positivo que exista esa opción.

5
Interesante.

Pues las BM pueden ser colecciones en las que mucha gente picotee etapas concretas sin necesidad de ser completistas, y que se vendan más algunas etapas salteadas. Veremos.

Editorialmente eso puede ser un problema si la intención es que esta línea no acabe siendo un must-have más.

Bueno, los MMH parece que funcionan. Unos se venden muchísimo y otros justito. Supongo que unos compensan a otros y la Cosa tira adelante. El problema es que van a ir quedando cosas menos comerciales.
En las BM es diferente, lo más comercial puede empezar bien avanzada la serie, y volver unos años más tarde. Que haya ondulaciones en las ventas indicará que la colección está viva. Siempre que los compradores no se sientan condicionados por el numerito, espero que haya lectores que se vayan subiendo cuando llevemos unos años.
Siempre puede haber chavales a los que les caiga en las manos el número 36 y por curiosidad quieran echar la vista atrás. Supongo que en los OG eso es más jodido que ocurra.

6
Interesante.

Pues las BM pueden ser colecciones en las que mucha gente picotee etapas concretas sin necesidad de ser completistas, y que se vendan más algunas etapas salteadas. Veremos.

7
Por curiosidad.
Alguien tiene pensado subirse a alguna BM a media colección?

Por ejemplo...
Alguien que pase de los dos primeros de Thor y se suba en el tercero, o en el quinto o el que considere.
O alguien que pase de los primeros de los 4F y se suba en la etapa dorada con Sinnott.
O alguien que se salte Ditko en Spiderman.
O qué en Hulk se suba a partir del cuarto o a los Vengadores a partir de Buscema, o al Capi a partir del regreso de Kirby en los 60 etc, etc.
Por la Patrulla-X no hace falta preguntar porqué es un caso aparte.

Lo digo porque, si os fijaos en los datos de Whakoom, prácticamente todas las colecciones van en línea descendiente desde el primer número, siendo muy raro que haya repuntes en función de la calidad de las etapas.
Y siendo las BM colecciones a tantísimos años vista, no sé lo que podrían aguantar sin repuntes. A no ser que partamos ya de cifras estratosféricas en los primeros tomos.

8
Panini / Re:RESEÑAS MARVEL CLÁSICO
« en: 02 Febrero, 2023, 20:39:44 pm »
Ahí van.

Ms. Mavel: Omnigold (1977-1992)
https://foro.universomarvel.com/index.php?topic=42434.msg2455104#msg2455104

Thor: Marvel Gold 2: La Búsqueda de Odín (1977)
https://foro.universomarvel.com/index.php?topic=42434.msg2459439#msg2459439

Spiderwoman: Marvel Limited Edition 1: Origen (1977-1978)
https://foro.universomarvel.com/index.php?topic=42550.msg2460512#msg2460512

Shang-Chi: Marvel Limited Edition 3: Guerra de Antaño (1977-1978)
https://foro.universomarvel.com/index.php?topic=42550.msg2461712#msg2461712

 :birra:

9
Pues aquí van los detalles que me han llamado la atención del Amazing #2:

¡DUELO A MUERTE CON EL BUITRE!

- Primera aparición del Buitre, del que se nos dice que "lleva días" operando, con lo cuál se ha hecho públicamente conocido. Su móvil es el robo, algo más realista que dominar el mundo u otros fines ridículos de este tipo. El Buitre es capaz de dejar semiinconsciente a Spider-Man de un solo golpe, por lo que quizá pueda intuirse (años después sería oficial) que, además de volar, posee fuerza sobrehumana. Curioso que su guarida esté en "un silo abandonado de Staten Island", como si fuera un pájaro auténtico.

- En el número anterior se nos dijo que J. Jonah Jameson era "editor del Daily Bugle" (también apareció el Daily Globe en las manos del Camaleón), pero en este se nos muestra que al parecer tiene un imperio editorial (J. Jonah Jameson Publishing) y también posee la revista Now Magazine.

- En cuanto al enfrentamiento entre Spider-Man y El Buitre, da la impresión de que en un primer momento Peter se interesa por el villano no para capturarlo, sino exclusivamente para sacarle fotos y ganar dinero (lo cuál es novedoso, el héroe no actúa puramente con ánimo de hacer el bien, sino que también pretende sacar un beneficio extra). Es a raíz de su primera derrota con El Buitre que lo percibe como una amenaza a la que hay que poner fin y ya decide "conseguir fotos de su captura".

- En cuanto a las fotos, resulta muy curioso que las primeras fotos que Peter vende a J. Jonah Jameson no son de Spider-Man sino del Buitre. Es el mismo Jameson el que le pide que su próxima remesa de fotos sea de Spidey, algo que no se le había ocurrido a Peter en un primer momento.

- Primera aparición del cinturón multiusos de Spider-Man, que en esta primera concepción transporta tanto cartuchos de fluido arácnido como una pequeña cámara fotográfica.

¡LA EXTRAÑA AMENAZA DEL TERRIBLE CHAPUCERO!

- Primera aparición del Chapucero, tercer supervillano de la colección y el segundo que es un hombre muy mayor, casi un anciano, que se contrapone claramente a la juventud de Peter Parker. Aquí se nos muestra que es el aliado de un grupo de extraterrestres que pretenden espiar (de forma un tanto cutre) a personalidades importantes de los EEUU. No queda claro si el mismo Chapucero es también un extraterrestre, ya que el episodio nos muestra que su rostro era en realidad una máscara de goma.
Se trata de uno de los episodios más extraños de la historia de Spider-Man y no es de extrañar que muchos años después fuera prácticamente reescrito en su totalidad por Marv Wolfman, puesto que no encaja en absoluto con el tono que finalmente se le daría a la serie poco después.

- Al igual que en el episodio del Buitre, podemos ver que Flash Thompson sigue con su Bullying verbal, aunque Peter no se deja precisamente avasallar y le responde en tono similar. Ciertamente hay violencia verbal por parte de Flash, pero no me parece un caso grave de acoso, más bien el típico capullín al que le gusta chinchar.

- Otra curiosidad es que el profesor calvo y con bigote que sale tanto en el AF #15 como en este número es Raymond Warren, bautizado así muuuchos años después en las Historias Jamás Contadas para establecer que es el hermano de Miles Warren (El Chacal). No me termina de gustar la retrocontinuidad porque lo único que hace es añadir más y más coincidencias donde ya sobraban demasiadas.

- Por último, es destacable en este episodio la aparición de un diagrama detallado de los lanzarredes, los cuáles podemos apreciar mucho mejor que en el AF #15.


En definitiva, en esta serie Lee y Ditko estaban sembrados, con un montón de detalles e ideas chulos en cada número. Y aún iría a mejor, ya que con este episodio se acaban casi completamente los espías comunistas y los aliens chorras, encontrándose por fin el tono definitivo para la colección.

Yo siempre he entendido que el Chapucero es otro alien más.

10
Amazing Spiderman 1

Comic con dos historias (algo muy común en Lee durante esa época; también la primera colección de Hulk contenía dos historias por número; la colección de los 4 Fantásticos no, pero solía dividir igualmente la acción en varias partes. ¿Quizá a Lee le costó al principio hacerse a las historias de 22 páginas?).
En la primera historia tenemos la primera aparición de J. Jonah  Jameson, uno de los personajes fundamentales de la serie, para algunos el gran archienemigo de Spiderman, pues su animadversión hacia nuestro arácnido adolescente es manifiesta desde el principio (también, claro, tenemos la primera aparición de su hijo, aunque este tardará un poquito más en revelarse como un secundario importante). A pesar de su éxito en el mundo del espectáculo, Peter sigue acuciado por los problemas de dinero: no puede cobrar el dinero que gana en efectivo y tampoco puede revelar su identidad para cobrar los cheques. Además, se ve que sus tíos vivían al día y no tenían ahorros, porque ha sido morirse su tío Ben y ya tenemos a la tía May empeñando joyas para llegar a fin de mes. Todo empeora con los artículos en contra de Jameson. De hecho, la motivación para salvar al hijo de J. J. es la necesidad de reconocimiento y aceptación para poder ganarse la vida en paz (poco heroísmo ahí). Y a pesar de conseguir su objetivo, las intenciones de Peter se frustran con el incendiario artículo de Jameson en el que lo acusa de ser un farsante y haber provocado él mismo el accidente de la nave de Jameson Jr, con lo que termina ¡buscado por el FBI!. Tanto en su identidad civil como superheróica, Peter sigue siendo un marginado, un proscrito, y termina la historia lamentándose de su mala suerte.
En la segunda historia tenemos… ¡comunistas! ¡Qué sorpresa, Stan! Se presenta al Camaleón, pero primero Peter Palmer (sí, Palmer. Ya sabéis, Stan y su memoria, tan selectiva mala) decide unirse a los 4 Fantásticos para… ganar dinero (poco heroísmo ahí. ¿Lo había dicho ya?). Peter se comporta como un adolescente insoportable (quizá porque es un adolescente insoportable) y hace aparición, también por primera vez, su sentido arácnido, que lo mismo le sirve para detectar a la Chica Invisible, que para recibir mensajes de onda de enemigos que pretenden tenderlo una trampa (¿?) o localizar helicópteros que están ya a tomar por culo de donde está él.
Ah, y el disfraz de Spiderman sigue siendo rojo y morado (¿de verdad no vamos a hablar de ello?). Y termina el episodio lamentándose y llorando (otra vez).

Sí, es morado, o lila... Menos en las portadas. Curuioso.

11
¿Alguien me puede ayudar con el primer tomo del Hombre Cosa? ¿Conocéis algún sitio donde todavía lo vendan?

https://www.universal-comics.com/producto/listadobuscar?buscar=el+monstruo+del+pantano

 :birra:  :birra:

Pone no disponible.

Cuando lo ha colgado si que lo estaba.
Otra cosa es que haya habido alguien más rápido que él que también le interesa.
(Para eso están los MP )

O que haya sido él mismo.  ;)

12
Voy yo también con mi reseña.


Biblioteca Marvel 4: El Asombroso Spiderman 1 (1962-1963)


Spiderman, como tantos otros superhéroes de la Era Marvel, nació en el seno de una de las colecciones dedicadas a los relatos cortos de monstruos y ciencia ficción. Concretamente en el número 15 de Amazing Fantasy, precisamente el último de la revista.
La intención era que el nuevo héroe permaneciera en el título. De hecho, los siguientes capítulos de sus aventuras se realizaron con tal propósito, pero la repentina cancelación de Amazing Fantasy prorrogó los planes para el arácnido unos pocos meses.
Los relatos que habían quedado pendientes fueron unidos de a dos para completar los dos primeros números de The Amazing Spider-Man, la esperada colección periódica de Spiderman.

El presente tomo recoge el relato de origen en Amazing Fantasy, los cuatro primeros números del título propio, un anual fuera de la colección y un curioso relato anterior a todo ello.

Spiderman fue una creación del guionista Stan Lee y el dibujante Steve Ditko, a diferencia del resto de superhéroes del flamante Universo Marvel creados hasta ese momento, todos ellos obra de Lee y Jack Kirby. En realidad, Jack Kirby hizo un primer diseño del personaje que rápidamente fue descartado por Lee. Un diseño, el de Kirby, que no tuvo nada que ver con el definitivo de Ditko, el clásico que todos conocemos. Un uniforme que está considerado, y con toda justicia, uno de los mejores diseños de la historia del cómic superheroico.

El relato de origen, el del mítico Amazing Fantasy 15, es uno de los más brillantes de la historia de Marvel. Es asombroso como, en tan sólo 11 páginas, Lee y Ditko son capaces de contarnos tantas cosas y de forma tan concisa.
Los cuatro números que siguen no son tan absolutamente relevantes como la historia de origen, pero no es que se queden muy atrás. Estamos ante una serie de episodios que perfilan prácticamente todo el medio en el que Peter Parker vivirá su día a día. Un entorno formado por el instituto en el que estudia, su trabajo como fotógrafo en el Daily Bugle y la convivencia con su querida tía. Eso, sólo en lo relativo a Peter Parker. Porque si algo caracteriza a este nuevo superhéroe es que resultan tan importantes los peligros a los que debe enfrentarse la mitad superpoderosa del personaje, como los problemas cotidianos de la mitad civil.
Y es que ahí reside buena parte del éxito de Spiderman, en su condición de adolescente que debe sortear los pequeños inconvenientes del día a día. Particularidad, ésta, con la que se identificaron la mayoría de los lectores de la época.
De esta forma, en este primer volumen son presentados secundarios tan esenciales en la trayectoria de Spiderman como la tía May, J. Jonah Jameson o Flash Thompson. Además de otros también recurrentes, caso de Liz Allen, Betty Brand o John Jameson, el hijo del malhumorado Jonah.

Por su parte, la mitad superheroica de nuestro protagonista aporta también su propio plantel en la figura de los supervillanos. Una galería de villanos que en su inmensa mayoría debutará en la etapa dibujada por Steve Ditko, que en este primer tomo ya nos presenta a tres de los más importantes de la historia del trepamuros: el Doctor Octopus, el Buitre y el Hombre de Arena. Villanos que se benefician del talento de Steve Ditko diseñando personajes y que, en el caso de Octopus y del Hombre de Arena, cuentan con excelentes relatos de origen.
También tenemos la presentación del Camaleón, que ostenta el mérito de ser el primer villano al que se enfrenta Spiderman. Mientras que el Chapucero acapara la cuota de enemigos para olvidar de estos primeros números.

Los guiones de Stan Lee no están todavía a su máximo nivel en este inicio, eso es algo que ocurrirá ya en el segundo tomo. De todas formas, los episodios del Doctor Octopus y del Hombre de Arena ya son suficientemente buenos.
Algo parecido ocurre con Steve Ditko, cuyo dibujo no hará más que ir en ascenso a partir de aquí.

Tampoco faltan las estrellas invitadas procedentes de otros títulos de la casa, que en primer lugar no podían ser otros que los Cuatro Fantásticos. No sólo eso, sino que la Antorcha Humana también se anima por su cuenta en otro de los episodios de Amazing Spider-Man. Los dos superhéroes adolescentes del Universo Marvel juntos en el mismo cómic, algo que se repetiría en el futuro en incontables ocasiones. Sin ir más lejos, en un número, especial ajeno al título, que también se incluye en este primer recopilatorio.

Se trata del segundo anual de la colección genérica Strange Tales, título donde se venía publicando la serie solista de la Antorcha Humana. Para este número especial, Stan Lee quiso volver a reunir al miembro más joven de los Cuatro Fantásticos y a Spiderman, siendo Jack Kirby el encargado del dibujo a lápiz, mientras Steve Ditko se ocupa del entintado.
El número es francamente flojo, pero nos sirve para sacar dos conclusiones. Primero de todo, que la elección de Steve Ditko como dibujante regular fue un acierto, porque su estilo se adapta mucho mejor que el de Kirby a una figura tan flexible y ágil como la de Spiderman.
En segundo lugar, se hace evidente el mimo con el que Stan Lee trata a algunas colecciones respecto a otras. Tanto el guion como los diálogos de este anual están escritos con el piloto automático, lejos del plan bien trazado que sigue The Amazing Spider-Man.

No es éste el único relato externo al título principal que se incluye en este primer recopilatorio. Dos meses antes de la presentación de Spiderman en el Amazing Fantasy 15, en el número 97 de la misma revista, Strange Tales, se incluyó un relato de misterio titulado "Adiós a Linda Brown". La particularidad de esta historia narrada por Stan Lee y Steve Ditko está en la presentación de una pareja de ancianos llamados Ben y May. Nombres que luego Lee reciclaría, convirtiéndolos en los tíos de Peter Parker. Un caso que no pasa del plano anecdótico, porqué es evidente que no se trata de los mismos personajes.

13
Panini / Re:RESEÑAS MARVEL CLÁSICO
« en: 31 Enero, 2023, 18:36:22 pm »
Añadida La Muerte de Drácula (1977-1979) por rockomic
https://foro.universomarvel.com/index.php?topic=42550.msg2462799#msg2462799

 :palmas:
Te faltan también las de las últimas semanas. Ya te las pasaré para facilitarte el trabajo.  :birra:

14
¿Alguien me puede ayudar con el primer tomo del Hombre Cosa? ¿Conocéis algún sitio donde todavía lo vendan?

https://www.universal-comics.com/producto/listadobuscar?buscar=el+monstruo+del+pantano

 :birra:  :birra:

Pone no disponible.

15
La Tumba de Drácula: Marvel Limited Edition 4: La Muerte de Drácula (1977-1979)




Reseña en la web de universo Marvel:
https://www.universomarvel.com/resenas-la-tumba-de-dracula-marvel-limited-edition-4-la-muerte-de-dracula-1977-1979/


Llegamos, finalmente, al tomo que cierra la colección más extensa e importante dentro la rama setentera que Marvel dedicó a los clásicos del terror.

Igual que ocurría en el anterior tomo, la parte creativa sigue inamovible en cualquiera de sus apartados. Marv Wolfman, Gene Colan y Tom Palmer guionista, dibujante y entintador, respectivamente, realizan todos y cada uno de los números de la Tumba de Drácula incluidos en este tomo.
Digo los números de la Tumba de Drácula, porque este cuarto volumen lleva añadidos un par de arcos argumentales posteriores a la colección propia del vampiro. Son no pocos números de las colecciones de la Patrulla-X y del Doctor Extraño sin continuidad respecto a la Tumba de Drácula, más allá del protagonismo del señor de los vampiros. Arcos argumentales cuyo análisis dejaré para las correspondientes reseñas de la Patrulla-X y del Doctor Extraño.

Dejábamos el tercer tomo en uno de los momentos más intensamente emocionales de la existencia de Drácula: el nacimiento de su deseado heredero, fruto de la relación con su amada Domini. Un episodio que impone una tregua en el combate a muerte que libra con sus cazadores.

El circunstancial alto el fuego es un momento inmejorable para que Wolfman inserte otro de esos episodios que podemos calificar de autoconclusivos, ideales para dar un respiro al hilo más continuista.
En esta ocasión Drácula prácticamente ni aparece, siendo Blade quien acapara todo el protagonismo. Un estupendo relato que introduce el concepto del vampiro inverso, que sale de día y se esconde por la noche.

Retomamos el hilo poniendo el foco en la nueva realidad del señor de los vampiros como padre de Janus. Una compleja trama, fiel reflejo de la compleja mente de Drácula, lejos ya del villano sin escrúpulos que era en los inicios de la colección.
No obstante, eso no impide que también nos encontremos con el vampiro más bestial y salvaje. Ahí está esa escena de Drácula destrozando literalmente al traidor Anton Lupeski.

Vemos a un Drácula atormentado, sumido en recuerdos del pasado que se nos aparecen como hermosos episodios en forma de flashbacks. Un Drácula que clama morir al ver a su hijo poseído por el ángel dorado (demonio bajo los ojos de Drácula). Un hijo nacido del cielo y del infierno que, para mayor referencia bíblica, muere para acabar resucitando.
Janus está poseído por el otro bando, en palabras del propio Drácula, y ha venido para destruirlo.

La cosa se complica todavía más cuando entra en juego el mismísimo Satán. El señor de los infiernos viene a rendir cuentas con todo aquel que significa una amenaza para su reinado o que ha osado blasfemar contra su causa. Drácula, Janus, Frank Drake y una sorpresa, Topaz, la joven con poderes que Wolfman recupera de las páginas del Hombre Lobo.
Entre la colosal explosión de imágenes y dinamismo por parte de Gene Colan, Wolfman desarrolla una compleja exposición del porqué del infierno y su necesaria contribución en el equilibrio de los humanos.
Wolfman juega de nuevo con la ambigüedad de Drácula, en su relación con el lado oscuro de Satán enfrentado a las amables palabras de Domini sobre su marido que casi logran sembrar la duda en Harker, Van Helsing y Drake.

El guionista se las arregla para insuflar vida a la colección una y otra vez mediante giros de guion atractivos. Satán sume a Drácula en el peor de los castigos: le arrebata su condición de vampiro. Ahora es un hombre más, sale de día, puede ser fotografiado, necesita comer, dinero para comprar comida... Y puede morir.
Lo que para cualquier hombre sería la bendición de la propia vida, para Drácula se acaba convirtiendo en un calvario. Necesita volver a ser vampiro cuanto antes, y la primera opción está en recurrir a su hija Lilith.
La búsqueda de Lilith lleva a Drácula a Nueva York donde nos encontramos con una ocurrente escena. La acción irrumpe en plena representación teatral de la obra sobre Drácula escrita por Harold H. Harold, ante la sorpresa de éste desde las butacas.

La Tumba de Drácula llega a su final de la mejor forma. Dos magistrales últimos números que pasan a ser relatos clásicos de terror desde el primer momento en que nos enfrentamos a ellos. Una aldea que vive atemorizada por los vampiros y un Drácula que ve como otro guerrero, incluso anterior en el tiempo, ha ocupado su lugar como señor de los vampiros. Pero, por encima de todo, uno de los trabajos de ambientación más grandes realizados por un dibujante. Si existe la perfección, tiene que ser el trabajo hecho por Gene Colan, con ayuda de las tintas de Tom Palmer, en estos últimos episodios de la colección.

El destino final de Drácula y los demás protagonistas, lejos de épicas y espectaculares batallas, opta por lo funcional y deja el mayor espacio a lo poético. Un final lleno de hermosura, que por fortuna no es fruto de una precipitada cancelación, sino un cierre meditado como tal. Una obra maestra para rubricar 70 números de una colección inolvidable.


Conclusión.

Otro tomo totalmente imprescindible de una de las colecciones que se escriben con letras doradas en la historia de Marvel, de siempre.
Una colección que es, más que nunca, la suma de todos sus números. Una única etapa.

Páginas: [1] 2 3 ... 1077
Carbonate design by Bloc
variant: carbon
SMF 2.0.7 | SMF © 2011, Simple Machines